1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Inmigrantes protestan en Grecia contra su deportación

El plan de la Guardia Costera griega y de la policía de fronteras europea Frontex para la devolución de los primeros refugiados a Turquía ha generado las primeras protestas en las islas griegas de Lesbos y Quíos.

Dentro del marco del acuerdo UE-Turquía, entre el lunes y el miércoles próximos (4 a 6 de abril de 2016) se prevé enviar a 750 personas a bordo de dos barcos turcos. Los barcos saldrán de Mitilini, el principal puerto de Lesbos, en dirección a Dikili, en Turquía, y la operación se hará en medio de medidas de seguridad extremas: habrá un policía por cada persona expulsada.

Cientos de refugiados que el viernes se marcharon del "hotspot", un centro de identificación y registro, en Quíos, se congregaron en el puerto de la principal ciudad de la isla. "Atenas, Atenas" y "libertad, libertad" gritaban los refugiados, que piden que los ferris los lleven a tierra firme y no a Turquía. La concentración hizo que dos transbordadores fueran desviados al puerto de Mestá, en el oeste de la isla, según indicó la radio griega. Desde que se llegó a un acuerdo con Turquía en materia de refugiados, los "hotspots" se han convertido en centros de detención de los inmigrantes.

El acuerdo alcanzado entre Bruselas y Ankara prevé que todos los refugiados que lleguen a partir del 20 de marzo de forma ilegal a Grecia podrán ser expulsados al país euroasiático. Por cada sirio que la UE devuelva a Turquía, ingresará en la UE un sirio de forma legal, hasta un máximo de 72.000 personas. En tanto, los países europeos se preparan para aceptar la llegada de estos inmigrantes. Holanda acogerá el lunes o martes a los primeros refugiados que llegan directamente de Turquía, dijo un portavoz del Ministerio de Justicia, que no concretó el número de personas a recibir.

El Parlamento griego ya ha despejado el camino para las devoluciones a Turquía en un proceso rápido, tras aprobar una nueva ley al respecto por amplia mayoría. Las organizaciones de defensa de los derechos humanos ven de forma crítica el acuerdo alcanzado con Ankara. Según un informe de Amnistía Internacional, Turquía expulsó a Siria de forma masiva la semana pasada a refugiados del vecino país en guerra.

Atrapados tras el cierre de la ruta de los Balcanes

A pesar del acuerdo, siguen llegando inmigrantes que intentan entrar a Europa. En la jornada de hoy (02.04.2016) se han contabilizado en Grecia 566 nuevos inmigrantes procedentes de Turquía. El viernes llegaron 339 personas y el jueves 377. Las devoluciones comenzarán el lunes. Los barcos son el catamarán "Nazli Jale" y el pequeño transbordador "Lesbos". El primero puede llevar en un viaje a unas 200 personas (100 migrantes o refugiados y 100 policías), mientras que el segundo tiene capacidad para 100 personas en total.

El primer viaje se hará el lunes 4 desde Mitilini a las 10:00 hora local, adonde los inmigrantes serán llevados previamente en autobuses desde el campo griego de Moria. Numerosos refugiados se niegan a ser devueltos a Turquía, después de haber arriesgado sus vidas para llegar a Europa y las fuerzas de seguridad temen que haya disturbios. "Nuestro temor es cómo sacar a las personas de los campamentos", dijo la Guardia Costera griega. El ambiente entre los inmigrantes está muy caldeado. El diario conservador "Kathimerini" titulaba hoy : "Espiral de violencia en los campamentos" de refugiados. El diario "Ethnos" informaba de "acuchillamientos y fugas".

La situación es también dramática en tierra firme. Sobre todo en el campamento fronterizo de Idomeni, en el norte, y en el puerto del Pireo, en Atenas. Allí permanecen bloqueadas miles de personas en tiendas de campaña y en pabellones. El Gobierno griego no sabe cómo tratar a esas personas. En los últimos días se produjeron varios disturbios y peleas. Según "Kathimerini", por primera vez el ministro de Protección Civil, Nikos Toskas, no descarta "el uso de una fuerza policial suave", aunque solo en casos extraordinarios, "si alguien crea problemas". Las autoridades griegas estiman que más de 52.000 personas han quedado atrapadas en Grecia tras el cierre de la denominada ruta de los Balcanes, la que recorrían para llegar a los países más ricos del norte de Europa.

MS (dpa/efe)

DW recomienda