1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Inmigrantes implicados en ataques en Colonia podrían ser deportados

Ya son 16 los sospechosos de los ataques a mujeres en Colonia en Nochevieja, según informan las autoridades. La Policía no pudo controlar la situación por falta de personal. Los atacantes podrían ser deportados.

Ver el video 01:38

Avanza la investigación en Colonia

Las autoridades alemanas aumentaron a 16 el número de sospechosos tras el acoso en masa a mujeres registrado en las cercanías de la estación central de trenes de Colonia en Nochevieja, informó este jueves (7.1.2016) un portavoz de la Policía alemana. Se desconocen los nombres de la mayoría de los sospechosos, pero se les reconoce en videos o fotografías tomadas en la última noche de 2015, informaron las autoridades.

Asimismo, las denuncias presentadas ante la Policía ascienden actualmente a 121. Cerca de tres cuartas partes de las víctimas denunciaron haber sido acosadas sexualmente y en dos casos violadas.

Los testigos y las víctimas confirmaron tras los ataques que los asaltantes eran de apariencia árabe o del norte de África. De acuerdo con datos de la Policía, cerca de 1.000 hombres con edades comprendidas entre los 18 y 35 años, "en fuerte estado de embriaguez" y divididos en pequeños grupos cercaron a las mujeres, las acosaron y les robaron en la plaza delante de la estación central de trenes de Colonia, en el oeste del país, en Nochevieja.

Falta de personal impidió actuar a la Policía

La Policía alemana fue informada a tiempo sobre el acoso sexual a mujeres en el centro de Colonia, pero la falta de personal les impidió controlar la situación, según un informe interno de la Policía que salió hoy a la luz. Durante la oleada masiva de agresiones en las inmediaciones de la estación central de trenes de Colonia, en el oeste de Alemania, las mujeres buscaron protección de la Policía, se puede leer en el protocolo interno fechado el 4 de enero.

De acuerdo con el documento, los agentes temieron incluso que hubiera muertos en los altercados. El agente encargado de narrar en el protocolo lo ocurrido describió la situación como "caótica y vergonzosa".

Asimismo, explicó cómo las mujeres, con o sin acompañante, sufrieron acoso de una "masa de hombres fuertemente alcoholizados". "Muchas mujeres y jóvenes llorando y en shock informaron a los agentes de los ataques sexuales", escribió en el documento, publicado también por la revista Der Spiegel y el diario Bild.

Los asaltantes eran siempre descritos como grupos de hombres inmigrantes. Sin embargo, la Policía no pudo hacer frente a la situación. "Eran sencillamente demasiados al mismo tiempo". Todos los agentes en la zona llegaron "rápidamente al límite de su capacidad". La Policía intentó imponer el orden sin éxito. "Las medidas de las fuerzas de seguridad fueron tratadas con tan poco respeto como nunca antes lo había visto en mis 29 años de servicio".

De acuerdo con datos de la Policía, cerca de 1.000 hombres con edades comprendidas entre los 18 y 35 años, "en fuerte estado de embriaguez" y divididos en pequeños grupos, cercaron a las mujeres, las acosaron y les robaron en la plaza delante de la estación central de trenes de Colonia la última noche de 2015.

Atacantes podrían ser deportados

El Ministerio de Justicia dijo al respecto de los ataques a mujeres en Colonia que es "completamente concebible que se produzcan deportaciones". El ministro de esa cartera, Heiko Maas, dijo hoy a periódicos del grupo alemán Funke que "todo aquel que crea que puede violar la ley y el orden debe ser castigado, no importa de dónde provenga".

Además de ser deportados, los refugiados que hayan participado de los ataques podrían enfrentarse a al menos un año de prisión, incluso durante su proceso de solicitud de asilo. Pero tanto las autoridades alemanas como Maas se ocuparon de subrayar que aún no se sabe exactamente si los agresores son refugiados o solicitantes de asilo. Maas pidió que las autoridades respondieran a los ataques "con total determinación, pero también con prudencia". Eso significa que primero hay que verificar los hechos y a quienes los perpetraron con toda la precisión posible".

CP (dpa, rtr)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema