1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Informes acusan al Estado Islámico de asesinar y torturar niños

Reporte de SOS Aldeas se suma a otro de la ONU que asegura que los yihadistas crucifican y ejecutan a menores, además de usarlos como escudos humanos.

La brutalidad del Estado Islámico no perdona ni siquiera a los niños, según un reporte publicado este jueves (05.02.2015) por la ONG SOS Aldeas Infantiles. Louay Yassin, portavoz de la organización, dijo que todas las atrocidades descubiertas por la ONU en Irak ocurren también en Siria, como viene informando desde hace meses la ONG, que exige a los países de la región que colaboren con la protección de los menores.

Este miércoles, el Comité de los Derechos del Niños de Naciones Unidas dio a conocer un informe donde asegura que el Estado Islámico en Irak vende en el mercado negro a niños secuestrados como esclavos sexuales, además de asesinar a otros menores crucificándolos o enterrándolos vivos. También usa a otros muchachos como terroristas suicidas o como escudos humanos para proteger instalaciones de los ataques de la coalición internacional.

“Realmente estamos profundamente preocupados por la tortura y el asesinato de esos niños, especialmente de aquellos pertenecientes a minorías, pero no solo de minorías”, dijo Renate Winter, una experta del comité. “El alcance del problema es enorme. Hemos tenido reportes de niños, especialmente niños discapacitados mentales, que han sido usados como suicidas con bombas, probablemente sin que ellos incluso lo entendieran”, apuntó Winter.

Irak y Siria, el mismo drama

También hay registros de menores de incluso ocho años que son entrenados para convertirse en niños soldados. Un importante número de niños han muerto o resultado gravemente heridos durante ataques aéreos o disparos de las fuerzas de seguridad iraquíes, mientras que otros perdieron la vida por “deshidratación, hambre y calor”, agregó la ONU, sin olvidar que el EI ha cometido “violencia sexual sistemática”.

En Siria el escenario es parecido, dice SOS Aldeas Infantiles. La organización denunció que la explotación y violación son utilizadas como arma continuamente en territorio sirio, sin que el problema reciba la atención que merece. La ONG cuida en Siria de unos 250.000 refugiados. Según la ONU, dentro del país hay 7,6 millones de desplazados internos, de los que cerca de la mitad son niños.

DZC (dpa, Reuters)