1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Informe médico podría salvar de juicio a Ríos Montt

El exdictador guatemalteco de 89 años fue declarado mentalmente incompetente por el Instituto Nacional de Ciencias Forense.

“No se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales”. Con esa línea contundente, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) describió este martes (07.07.23015) el estado del exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt, quien debería ser sometido a un nuevo juicio luego de que su histórica condena por la masacre de 1.770 indígenas ixil maya fuera anulada por errores de procedimiento.

Ríos Montt, que cumplió 89 años en junio, sufriría un deterioro cognitivo que le impediría defenderse adecuadamente si se abre un nuevo proceso en su contra. “No se encuentra en pleno uso de sus facultades mentales, no es capaz de entender con propiedad cualquier cargo en su contra (...) y no es capaz de contribuir en su propia defensa”, señaló la entidad mediante un comunicado, donde concluyó que el acusado “no es competente” para atender audiencias judiciales.

El reconocimiento psiquiátrico fue presentado por la defensa del exgeneral ante el tribunal que maneja el caso, que debe decidir si lo acepta o no en la audiencia fijada para el 23 de julio tras numerosos retrasos y giros inesperados, incluyendo el asesinato, este año, de uno de sus abogados. Ríos Montt había sido condenado a 80 años en mayo de 2013 por los crímenes cometidos durante su mandato. Sin embargo, la Corte Constitucional anuló dicha sentencia debido al incumplimiento de tecnicismos.

Informe “contundente”

Jaime Hernández, uno de los miembros del equipo de abogados del exdictador (1982-1983), dijo a la agencia EFE que la prueba psiquiátrica certifica que su defendido “no es capaz” de enfrentar el proceso. Sin embargo, el portavoz del Inacif, Roberto Garza, advirtió que el escrito de conclusiones del peritaje psiquiátrico realizado a Ríos Montt solo contiene “recomendaciones” y que será el Tribunal el que decida sobre éste, aunque sostuvo que la condición de Ríos Montt es ya “irreversible”.

Para el abogado Hernández la situación es más clara. Para él, “solo una persona loca o demente” puede decidir no aceptar el escrito médico, firmado por el jefe de psiquiatría y psicología del ente. “El Tribunal no es que quiera aceptarlo, es que tiene que aceptarlo”, dijo Hernández. El informe en cuestión añade que “no es pertinente” realizar nuevas evaluaciones ya que solo significan “un estrés más” para la vida de un paciente que sufre un “proceso de desintegración demencial crónico, progresivo e incurable”.

DZC (EFE, Reuters)