1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Industria siderúrgica contra producción subvencionada en China

Durante la Conferencia mundial del Acero, que tiene lugar Alemania, los consorcios europeos de la industria siderúrgica exigieron medidas de Bruselas para defender el mercado unitario de las subvenciones chinas.

default

Hornos de fundición de acero.

“En China hay un grave problema estructural que sólo la política puede resolver”, es la convicción del gerente de Thyssen-Krupp, Ekkehard Schulz, presente en la cuadragésima primera Conferencia del Instituto Internacional de Hierro y Acero (ISSI) que tiene lugar en Berlín hasta este 10 de octubre de 2007.

“El problema” es, a juicio de los europeos, la competencia desleal de China al ofrecer precios por debajo del mercado mundial. Una práctica que amenaza con infringir grandes golpes o incluso, hacer colapsar varias industrias nacionales europeas cuyas producciones son bastante más costosas y por lo tanto no pueden competir con las “gangas” de hierro y acero provenientes de China.

A la petición de intervención formulada a Bruselas por Eurofer, la Asociación europea del gremio siderúrgico, se han adherido también consorcios como Salzgitter, el segundo más fuerte en Alemania y Arcelor Mittal, el primero en Luxemburgo.

Pérdidas en Europa ya se notan en libros de contabilidad

El desequilibro comercial en el mercado mundial del acero y el hierro se ve reflejado, por ejemplo, en las exportaciones de China a Europa que desde fines de 2006 han aumentado en un 400%, y esto sólo teniendo en cuenta algunos productos como cables y láminas de acero inoxidable y recubierto de zinc. Las pérdidas en la parte europea ya se harían notar en los balances de Thyssen-Krupp, presumen analistas.

El ímpetu chino e indio no tiene parangón en la historia moderna de la industrialización porque los países hoy desarrollados crecieron, en su tiempo, mucho más lentamente y a muy pequeños pasos.

Pasar de importador a exportador

Hasta 2005 China importaba acero.

Deutschaland Wirtschaft Stahl Bestecke aus Edelstahl

Con acero se fabrican desde puentes hasta cucharas.

Desde 2006 empero, este gigante asiático pasó a convertirse en el mayor productor y exportador neto de acero del mundo. Ya hasta agosto del corriente año, 2007, China había elevado sus exportaciones a 50 millones de toneladas correspondientes a la producción alemana de acero de todo un año.

El 17% de la producción china de acero fue vendida a la Europa de los 27. Pero, ¿por qué razón está Europa comprando tanto acero chino? Por los precios. En ninguna otra parte del mundo el acero es hoy tan caro como en la misma Europa. La producción europea de acero genera altos costos que se reflejan en los precios de venta.

Alemania y el mercado mundial del acero

Alemania es el mayor productor de tuberías de acero de la Unión Europea. A nivel mundial toda la producción siderúrgica alemana ha sido relegada al sexto lugar por China que hoy ocupa el primer lugar, seguida del Japón, Estados Unidos, Rusia y Corea del Sur.

Asia en su conjunto, domina el 53% del mercado internacional del acero, del que la Unión Europea sólo tiene un 17%, mientras se ve casi doblada por China que está en posesión del 32% de las ventas en materiales siderúrgicos.

Medidas con pronóstico reservado

A pesar del evidente desequilibrio de la “torta metálica” mundial, los pronósticos de que la queja elevada por los europeos contra China tenga éxito no son buenos. La UE podría reducir las cantidades de importaciones de hierro y acero chinos o aumentar las tarifas arancelarias. Medidas que darían lugar a otro conflicto comercial y político con China.

Además de la dificultad anterior, un proceso jurídico ante la Organización Mundial del Comercio tendría pocas probabilidades de ser aceptado porque sería casi imposible probar que, en efecto, el Estado chino paga descomunales subvenciones a la industria siderúrgica nacional. La razón es muy fácil: el 90% de la producción de hierro y acero en China está en manos del mismo Estado.

No es un cuento chino, es una estrategia.

Todo parece que, por ahora, no hay quien pare a China. Por lo que, por tiempo indefinido, seguirá ejecutando su exitosa pero inclemente política comercial que hace tambalear con una sólo estrategia desde las industrias textiles hasta las siderúrgicas en muchos países: primero barriendo el mercado mundial y luego inundándolo con sus propios productos.

DW recomienda