1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Indignación en Argentina por el supuesto espionaje británico

Primeras reacciones tras hacerse público que, según documentos de Snowden, Reino Unido espió a Argentina para averiguar sus planes respecto a las islas Malvinas.

El supuesto espionaje británico a funcionarios y militares de Argentina genera "indignación" y "es un hecho grave". Son declaraciones realizadas hoy (04.04.2015) por el gobernador de la provincia de Buenos Aires y precandidato presidencial oficialista, Daniel Scioli. "Esto lo tomo como una violación a la intimidad y a los derechos de nuestro país, en el marco de la libertad y de la democracia", declaró Scioli a radio Continental, tras el informe periodístico que reveló el espionaje, basándose en documentos filtrados por el exagente Edward Snowden.


El político del Frente para la Victoria (FpV, peronista) urgió que "otros países se pronuncien con fuerte rechazo en este tema". La información de que el Reino Unido "ha espiado a dirigentes políticos y militares" genera "conciencia sobre el accionar de estas potencias y la intromisión". De acuerdo con los documentos de Snowden difundidos por el canal noticioso TN, el Reino Unido realizó una intensa actividad de espionaje sobre la Argentina para para averiguar sus planes respecto a las islas Malvinas.

Impedir la recuperación de las Malvinas

La investigación abarca documentos, informes, correos electrónicos y comunicados internos de entre 2006 y 2011 y sostiene que el Cuartel General de Comunicaciones británico (GCHQ, por sus siglas en inglés) llevó a cabo una operación de espionaje. El reportaje, realizado por TN junto con el portal de Internet The Intercept, que difunde archivos de Snowden, señaló que "el JTRIG (Grupo de Búsqueda e Inteligencia contra Amenazas, por sus siglas en inglés) de la central de inteligencia británica, llevó adelante un plan encubierto llamado Operación Quito desde 2009".

El canal noticioso señaló que, de acuerdo con el material filtrado, el principal objetivo de la Oficina de Asuntos Extranjeros era "prevenir que la Argentina recuperar las islas Malvinas" y agregó que "nuevas operaciones cibernéticas" se llevaron a cabo hacia mediados de 2011. El Gobierno argentino no emitió una reacción oficial a la investigación. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo desconocerla. "Prefiero ser prudente, seguramente habrá una comunicación oficial de la Cancillería", señaló Rossi.

Las declaraciones de Scioli, que es uno de los precandidatos que cuenta con mayor intención de voto de cara a los comicios de octubre, fueron las primeras reacciones públicas del kirchnerismo sobre el tema. Scioli aseguró que recibió la información "con indignación, como todo tipo de espionaje de esas características". "Es un hecho grave, no es un tema más", afirmó. El gobernador de la principal provincia argentina a nivel económico y demográfico sostuvo que, en caso de llegar a la presidencia, perseverará en el camino de la recuperación de las Malvinas a través del diálogo.

MS (dpa/efe)