1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Indican repunte del empleo en España

Según la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística (INE), en los últimos doce meses el empleo creció en 513.500 personas, mientras que el desempleo se redujo en 473.900.

El número de desempleados en España ha bajado en 295.600 en el segundo trimestre hasta 5.149.000, lo que reduce la tasa 1,4 puntos hasta el 22,37 % y la sitúa en valores de mediados de 2011, mientras que el empleo aumentó en 411.800 trabajadores, el mayor incremento desde el segundo trimestre de 2005.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), en los últimos doce meses el empleo ha crecido en 513.500 personas, mientras que el desempleo se ha reducido en 473.900.

La población activa aumentó en 116.100 personas hasta los 23.015.500, de forma que la tasa de actividad creció 0,33 puntos hasta el 59,79 % de la población.

Ganan empleo servicios e industria

Entre abril y junio, el desempleo disminuyó en todos los sectores, pero en mayor medida en los servicios (93.500 desempleados menos), seguido de la industria (30.800), la agricultura (28.900) y construcción (17.600).

Por edad, el desempleo se recortó en todos los tramos menos en el de menores de 19 años, y por nacionalidad, la mayor parte del descenso se concentró en los españoles (215.300) frente a los extranjeros (80.300), cuya tasa de desempleo fue superior (30,84 %).

El número desempleados de larga duración (que perdieron su empleo hace más de un año) se redujo en 147.200 personas, mientras que aumentó el de aquellos que buscan su primera oportunidad laboral (22.400).

El empleo a tiempo completo subió en 430.200 personas, mientras que el de tiempo parcial disminuyó en 18.500, de forma que se redujo el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada habitual (al 15,77 %).

El número de autónomos creció en 44.200 personas y el de empleadores, en 36.500, mientras que el número de asalariados subió en 368.400 personas, gracias al incremento de los contratados temporales (307.600 personas) y, en menor medida, de los indefinidos (60.800), lo que incrementó la tasa de temporalidad al 25,09 %.

El empleo privado aumentó en 412.200 personas, hasta los 14.910.200, mientras que el empleo público se mantuvo invariable en 2.956.300 trabajadores.

EL(efe, dpa)