1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

India: joven condenado por violación quedará en libertad

La decisión del alto tribunal de Delhi se produce dos días después de cumplirse el tercer aniversario de la agresión perpetuada por cinco adultos y el entonces menor de edad.

El Tribunal Superior de Delhi dictaminó hoy (18.12.2015) que debe quedar en libertad uno de los agresores de la joven cuya violación generó en la India protestas que tuvieron eco internacional y un debate sin precedentes, cambiando la legislación del país y el modo en que las víctimas de abusos son vistas por la sociedad.

La decisión del alto tribunal, difundida por medios locales, se produce dos días después de cumplirse el tercer aniversario de la agresión y dos días antes de que el condenado termine de cumplir su pena, de acuerdo con medios como el portal India Today.

Aunque el condenado deberá ser liberado como tarde el próximo domingo, podría quedar sometido a vigilancia bajo un programa de rehabilitación.

El Tribunal determinó que el joven fue sentenciado cuando era menor de edad y la ley en estos casos limita a un máximo de tres años la condena, por lo que rechazó la petición presentada en contra de su liberación por uno de los políticos más populares del partido gubernamental BJP, Subramanian Swamy.

"Nos prometieron toda la ayuda, pero no ha pasado nada. En vez de garantizar un castigo estricto para él, será liberado", lamentó la madre de la víctima, Asha Devi, a las puertas del tribunal ante las cámaras de televisión.

"Estoy herido. No somos más grandes que el tribunal. Qué podemos hacer ahora. Nuestra lucha era por la sociedad. Un castigo duro habría enviado un mensaje a otros", declaró el padre, Badrinath Singh.

El 16 de diciembre de 2012, tras acudir al cine con un amigo, la hija de Devi y Singh subió a un autobús, donde fue violada y brutalmente golpeada por el conductor y otros cinco hombres, falleciendo dos semanas después por las graves heridas en un hospital de Singapur.

FEW (EFE, reuters, dpa)




DW recomienda