1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Ilegalización de ultraderechista alemán NPD supera primer escollo

La solicitud de ilegalización del partido ultraderechista alemán NPD superó hoy el primer gran escollo al rechazar el Tribunal Constitucional la demanda de suspensión del proceso.

Andreas Vosskuhle, presidente del Tribunal Constitucional alemán.

Andreas Vosskuhle, presidente del Tribunal Constitucional alemán.

La demanda de suspensión del juicio de ilegalización del partido de ultraderecha alemán NPD había sido presentada por los abogados de la agrupación alegando que informantes de los servicios seguían activos en sus filas. Los máximos jueces alemanes estimaron que este no es el caso, dijo este miércoles (2.3.2016) el presidente de la segunda cámara del tribunal, Andreas Vosskuhle.

Los 16 estados federados alemanes que están representados en la Cámara Alta o Bundesrat solicitaron la prohibición del minúsculo partido de extrema derecha, al que acusan de instigar al odio y combatir el Estado de derecho. Los "Länder" intentan demostrar la afinidad del Partido Nacional Democrático de Alemania (NPD) con el nacionalsocialismo de Adolf Hitler.

Según precisó Vosskuhle, tras la tercera vista que se celebrará mañana, el NPD tendrá un mes y medio para presentar nuevos descargos y, de lo contrario, se darían por finalizadas las audiencias.

Si lo declaran inconstitucional, NPD deberá disolverse

La sentencia podría ser emitida en unos meses. Si los jueces declaran la inconstitucionalidad, el partido deberá disolverse. Un primer intento de prohibir al NPD en 2003 fracasó con estrépito al salir a la luz que la agrupación estaba infiltrada hasta en los estratos más altos por agentes de inteligencia.

Diez años más tarde, en 2013, los estados federados presentaron una nueva solicitud justificando en 250 páginas el carácter antidemocrático del NPD y su vínculo con grupos violentos. Esta vez los "Länder" presentaron amplia documentación de que todos los espías habían sido retirados o "neutralizados" antes de comenzar el juicio.

El abogado del NPD, Peter Richter, intentó demostrar el martes que en fecha reciente hubo intentos por parte de los servicios de vigilar a la formación o de conseguir informantes. Sin embargo, los jueces no consideraron relevantes los casos presentados.

Gobierno alemán no se suma al pedido de ilegalización

En la vista de hoy, los ocho magistrados analizarán si el partido violó la Constitución de forma sistemática. Los requisitos para prohibir a un partido en Alemania son muy estrictos. No basta que un partido propague ideas anticonstitucionales.

La segunda y última vez que se ilegalizó un partido en Alemania fue hace 60 años, cuando se prohibió el Partido Comunista de Alemania (KPD). En ese entonces, los jueces consideraron que el criterio central era su actitud activamente combativa y agresiva hacia el orden democrático.

En el caso de fallar a favor de la disolución, la sentencia deberá tener la suficiente solidez para poder ser ratificada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. El riesgo de fracasar nuevamente es alto. Por ello, ni el Gobierno alemán ni el Parlamento se han sumado al pedido de prohibición.

El NPD es la fuerza de ultraderecha más antigua y activa del país. Creado en 1964, cuenta con unos 5.000 miembros, sobre todo en los "Länder" de la antigua Alemania comunista (RDA). En las elecciones generales de 2013 obtuvo un 1,3 por ciento de los votos y actualmente sólo tiene diputados en el Parlamento regional de Mecklemburgo-Antepomerania. Recibe cada año en torno a 1,4 millones de euros (1,5 millones de dólares) del Estado.

CP (dpa, rtr)

DW recomienda