¿Igualdad de género tras 300 años? La monarquía británica se reforma | Sociedad | DW | 28.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

¿Igualdad de género tras 300 años? La monarquía británica se reforma

Poco proclive a tocar sus veneradas tradiciones, la Casa Real británica enfrentará un importante cambio según lo aprobado por la Commonwealth: el acceso al trono será en el futuro igual tanto para hombres como mujeres.

Las mujeres de la realeza ya no serán discriminadas.

Las mujeres de la realeza ya no serán discriminadas.

Dieciséis países de la Commonwealth, que tienen a la reina Isabel II como jefa de Estado, decidieron en un encuentro en la ciudad australiana de Perth dar luz verde al plan del gobierno británico de cambiar unas normas que datan de más de 300 años atrás.

La discriminación de las mujeres para acceder al trono está escrita en el "Act of Settlement" de 1701. Según la norma, las mujeres sólo pueden ser coronadas si no tienen hermanos varones, como ocurrió con la reina Isabel II de Inglaterra en 1952. De otra manera,

no pueden ocupar el trono aunque sean mayores que sus hermanos. El gobierno de David Cameron quiere ahora acabar con la tradición. También la reina está a favor de la medida, según algunos parlamentarios británicos. El proceso se volvió súbitamente prioritario tras el matrimonio del príncipe Guillermo y Kate Middleton en abril.

La boda de Kate y William.

La boda de Kate y William.

Reunión de la Commonwealth

"Apoyamos la igualdad de género en todos los demás aspectos de la vida y es una anomalía que en las normas relacionadas con el más alto cargo público sigamos preservando la superioridad masculina", escribió Cameron de antemano a los 15 países de los 54 de la

Commonwealth, cuyo apoyo era también necesario para sacar adelante el proyecto. El bloque se reúne hasta el 30 en Perth.

El país anfitrión, que acaba de recibir una visita oficial de la reina, fue el primero en responder a la propuesta. "Como primera jefe de gobierno mujer" en Australia apoya "consecuentemente" la iniciativa, señaló la primera ministra Julia Gillard. Las normas ya no tenían cabida "en los países modernos en los que nos hemos convertido", hoy Cameron al anunciar el acuerdo.

Religión anglicana

El gobierno británico reconoce que los cambios tardarán un tiempo, pero considera que las nuevas normas tendrán ya valor legal para los hijos del príncipe Guillermo y la princesa Catalina. Los cambios no afectarían sin embargo a la actual generación.

Los planes, por otro lado, también suprimirán la antigua prohibición de que los miembros de la familia real británica se casen con católicos, so pena de perder sus derechos reales. La norma salió a relucir por última vez en 2008, cuando Autumm Kelly, la esposa canadiense del hijo de la princesa Anne, Peter Phillips, renunció a su fe católica antes de su boda.

En pie seguirá sin embargo la prohibición de que el propio monarca sea católico. Todos los reyes y reinas británicos tienen que preofesar la religión anglicana, ya que también lideran oficialmente la Iglesia de Inglaterra. (dpa)

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda