1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Iglesia católica: a la reconquista de los jóvenes en las redes sociales

Las iglesias están cada vez menos concurridas, pero el uso de redes sociales podría contribuir a modernizar las tradiciones existentes, tal como el congreso bianual de los católicos en Alemania.

Esta semana, la Iglesia Católica Alemana convoca a sus miembros, tanto clérigos como seglares, para el tradicional encuentro de creyentes en Europa. El Congreso de los Católicos, que se celebra en Leipzig, en el este de Alemania, es un evento que atrae a miles de personas. Cada vez menos gente acude a la iglesia en toda Europa y aumenta la escisión entre los jóvenes y la doctrina sobre asuntos como los derechos de los homosexuales, la anticoncepción y el impopular impuesto de la Iglesia en Alemania. La Iglesia intenta reconectarse con los jóvenes sirviéndose de las redes sociales. Así lo hace con motivo del Congreso de los Católicos, pero el uso de Facebook, Twitter, Google Plus, Youtube e Instagram ha ido un paso más allá de este evento.

Instagram Katholikentag

El "Día de los Católicos" en Instagram

Jans Albers, miembro del departamento de redes sociales del Cogreso de los Católicos, explica a Deutsche Welle que, con el fin de acercarse a los jóvenes, la asociación ha enrolado a 25 aspirantes a periodistas, de edades comprendidas entre los 18 y los 26 años. El grupo de estudiantes ha utilizado Facebook Live para transmitir en tiempo real algunos eventos y ha posteado videos de su “aterrizaje” en las redes sociales. “Solo les pedimos que fueran creativos”, dice Albers, y acota que no se les dio ningún otro tipo de directiva.

Rezos en línea

Twitter, esa herramienta ideal para mensajes rápidos y concisos, también se adapta bien a los rezos cristianos. Esta plataforma está resultando ser un buen lugar para que grupos informales y personas individuales vivan su fe en línea. En Alemania, hay varias cuentas que transmiten varias sesiones al día de oraciones, uniendo a cristianos de todos los orígenes. Otros se unen retuiteando, dando botón de “me gusta” o replicando a los tuiteos originales. Por ejemplo, la dirección de Twitter @twades, contracción de las palabras “tweet” y Laudes (la tradicional oración de la mañana), postea rezos cada día a las 6 de la madrugada. El tuiteo del pasado jueves 26 de mayo decía: “Señor, guíanos. Jesucristo, bendice nuestro camino. Espíritu Santo, vive en nuestros corazones y prepáralos para amar. Amén”.

También hay aplicaciones

No solo a través de grupos de Facebook y conversaciones de Twitter pueden los cristianos ponerse al día en su práctica religiosa. También hay aplicaciones que ofrecen ayuda a la hora de vivir la fe. Algunas, como la aplicación alemana amen.de permiten a los usuarios rezar por otros o pedir a otras personas que recen por una determinada causa. Después comparten con su comunidad de usuarios si estas plegarias tuvieron frutos. Fuera de Alemania, está la Novenas app, llamada así por el nombre del tradicional rezo cristiano que consiste en repetir la misma oración durante nueve días. Esta app ofrece una variedad de servicios a los creyentes, incluyendo listas de oraciones y alarmas para recordar las horas del rezo y fechas religiosas significativas.

El sitio de Internet Amen. de asegura que, desde su lanzamiento en 2013, se han escrito en su plataforma 1.3 millones de oraciones. En Google Play Store, la Novenas app obtiene buenas valoraciones de los usuarios y se han descargado entre 50.000 y 10.000 veces durante el pasado año, según cifras ofrecidas por la propia plataforma. Mientras, el Congreso de los Católicos goza de un número menor de usuarios, solo 7.500 en Facebook, por ejemplo. Este encuentro católico centra la atención solo una vez cada dos años. Pero las instituciones católicas permanentes, con el papa Francisco a la cabeza, se han dado cuenta del potencial de las redes sociales. Francisco cuenta con 9,35 millones de seguidores en Twitter y 2,4 millones en Instagram. Si él es el modelo a seguir, los católicos alemanes están yendo entonces en la dirección adecuada.


DW recomienda