1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Identifican los cadáveres de dos observadores de la ONU en Congo

Estaban desaparecidos desde el 12 de marzo y proceden de Estados Unidos y Suecia. "Naciones Unidas hará todo lo posible para asegurarse de que se hace justicia", dice el secretario general.

"Me entristece profundamente confirmar que los restos mortales descubiertos por las fuerzas de paz de la Misión de Naciones Unidas en la República Democrática del Congo (...) son los de Michael Sharp [de Estados Unidos] y Zaida Catalán [Suecia]", dijo este martes (28.03.2017) en un comunicado el secretario general de la ONU, António Guterres.

"Envío mis sinceras condolencias a las familias, queridos y compañeros de Michael y Zaida", agregó el secretario general. La confirmación de Guterres se produce pocas horas después de que el portavoz de la ONU, Farhan Haq, afirmara en una rueda de prensa que aún se estaban examinando los restos y que no tenían información oficial sobre su identidad. "Es bastante probable que ellos sean los dos expertos de la ONU porque no se han reportado más desapariciones de dos extranjeros en esa área recientemente", adelantó entonces a dpa el portavoz del Gobierno, Lambert Mende.

Secuestro por grupo armado

Sharp y Catalán desaparecieron el 12 de marzo junto a su intérprete congoleño y tres conductores mientras investigaban abusos de los derechos humanos en la capital provincial de Kasai-Central, Kananga, en la zona central del país. El grupo fue secuestrado, según algunas informaciones, por milicianos del difunto líder tradicional Kamuina Nsapu, uno de los grupos armados activos en esta volátil nación africana.

Sharp y Catalán eran miembros del grupo de expertos creado por la ONU para vigilar las sanciones impuestas a la RDC por el Consejo de Seguridad. En la región está aumentando la violencia entre la milicia Kamwina Nsapu y las fuerzas de seguridad desde que el exlíder de la milicia, que pedía que las fuerzas de seguridad del Estado se retiraran de la región, muriese en un enfrentamiento en agosto pasado.

Escalada de la violencia

En tanto, la Policía congoleña intenta detener a los presuntos miembros de la milicia Kamwina Nsapu que el viernes tendieron una emboscada y mataron a 39 policías cerca de la aldea de Kamuesha, informó el portavoz de la Policía Pierrot Mwanamputu. Muchos de los agentes fueron ultimados a machetazos, según las fuentes policiales. Los asesinos robaron los dos camiones en los que viajaban los agentes.

"Michael y Zaida perdieron la vida intentando entender las causas del conflicto y la inseguridad en la RDC para traer paz al país y a su pueblo", afirmó Guterres, quien dijo que la organización honrará su memoria "apoyando el trabajo sin precio del Grupo de Expertos y toda la familia de la ONU" en el país africano. "Naciones Unidas hará todo lo posible para asegurarse de que se hace justicia", aseveró el secretario general, que pidió también que se siga buscando al resto del equipo desaparecido.

LGC (EFE/dpa)

DW recomienda