1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Iberoamérica reclama mayor influencia en decisiones financieras

Las principales economías de Iberoamérica reclamaron hoy una mayor participación de los países emergentes en las decisiones financieras internacionales, en la XVIII Cumbre iberoamericana, que se realiza en San Salvador.

default

José Luis Rodríguez Zapatero, a su arribo a San Salvador.

España, Brasil, México, Chile y Argentina, entre otros países, pidieron un orden internacional multilateral más justo, que tome en cuenta la voz de los países emergentes, ante una crisis que se gestó en los países industrializados y amenaza con golpear severamente a los países en desarrollo.

Subrepresentación insostenible

"La crisis ha hecho insostenible la subrepresentación de las economías emergentes en la gobernanza de las instituciones multilaterales de crédito", dijo la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, impulsora de una declaración especial que emitirá la cumbre sobre las turbulencias financieras. Bachelet dijo que ha quedado al descubierto "la ausencia de un papel activo de las instituciones internacionales creadas en Bretton Woods", es decir el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), y reclamó una reforma que "debe incluir la opinión y visión de los países emergentes y desarrollo".

Un modelo que se creía "indestructible" ha fracasado, dijo la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, mientras que el brasileño Luiz Inacio Lula da Silva afirmó que las instituciones financieras no fueron capaces de prever la crisis.

Nueva realidad geopolítica

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que no fue invitado a la cumbre económica de emergencia convocada por Estados Unidos para el 15 de noviembre en Washington, afirmó que una redefinición del papel del FMI y otros organismos debe contemplar "la nueva realidad geopolítica".

"Esta crisis no podrá ser atacada sin un esfuerzo de coordinación internacional, un esfuerzo que sería injusto si no contara con la participación de los países en desarrollo", dijo Lula. "Es necesario refundar los mecanismos de gobernanza global con mayor participación de los países en desarrollo. No podemos aceptar un proceso decisorio que prácticamente nos excluye", manifestó.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que "algunos quieren salvar el capitalismo", pero el capitalismo, con sus efectos económicos, energéticos y ecológicos, "nunca va a servir al desarrollo". "Si no cambiamos el capitalismo, van a tener que estar pintando el (monte) Illimani en La Paz con pintura blanca para que venga el turismo, porque la nieve está desapareciendo", dijo Morales, que reclamó "democratizar la economía mundial".

Calderón pide más integración

Ibero-Amerika-Gipfel Lugo Calderon Colom

Lugo, Calderon y Colom, en la cumbre iberoamericana.

El presidente de México, Felipe Calderón, indicó que la crisis actual se gestó en el falso planteamiento de que los sistemas financieros son autorregulables y en las excesivas tomas de riesgo. "Se dice que es la peor crisis desde 1929, es cierto. Con la diferencia que en el 29 no había una economía global como la que hoy en día tenemos", señaló.

Calderón llamó a generar un nuevo orden económico internacional que permita un diseño equilibrado entre el mercado y el Estado, y una supervisión y regulación mucho más severa. Además, señaló que hace falta asegurar que la región iberoamericana siga siendo receptora de flujos de inversión, haciéndola más atractiva frente a otras regiones del mundo, y planteó la necesidad de una mayor integración económica regional. "Tenemos que integrarnos más como región. Hoy América Latina tiene que consumir productos latinoamericanos, poder integrar mucho más rápido nuestro mercados", dijo. "Necesitamos que Iberoamérica apoye a

Iberoamérica".

En la XVIII Cumbre, se prepara un comunicado especial sobre la coyuntura económica mundial que, en una versión que se discute, responsabiliza a los países industrializados de la crisis y expresa el compromiso de la región de trabajar para proteger el empleo, la inversión y el crédito.

DW recomienda