1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hutíes avanzan en el sur de Yemen

Los rebeldes hutíes de Yemen tomaron la ciudad de Atak y la zona aledaña, rica en petróleo, consolidando así su avance en el sur del país, pese a los ataques aéreos de una coalición encabezada por Arabia Saudí.

Hutíes en Saná (imagen de archivo).

Hutíes en Saná (imagen de archivo).

Los rebeldes hutíes de Yemen tomaron la ciudad de Atak y la zona aledaña, rica en petróleo, consolidando así su avance en el sur del país, pese a los ataques aéreos de una coalición encabezada por Arabia Saudí, informaron fuentes locales. La ciudad cayó en manos de los rebeldes hutíes sin que ofrecieran resistencia las fuerzas leales al expresidente Ali Abdulá Saleh, agregan las fuentes.

Yemen no es un importante país productor de petróleo. No obstante, la industria petrolera aportaba en el pasado hasta el 75 por ciento de los ingresos del Estado del país más pobre de la península arábiga. La producción de petróleo ha caído notablemente a causa de los disturbios y la guerra civil en el país. Actualmente, Yemen produce diariamente poco menos de 100.000 barriles de petróleo, hasta tres o cuatro veces menos que antes de 2011.

DW recomienda

Arabia Saudí vs. Irán

Los hutíes, que lanzaron su ofensiva desde el norte de Yemen, controlan también otras zonas de la provinicia de Shabwa. Los rebeldes intentan tomar la sureña ciudad portuaria de Adén, un feudo del presidente Abed Rabo Mansur Hadi, reconocido internacionalmente.

Arabia Saudí y otros países árabes, aliados sunitas, lanzaron a finales de marzo una campaña aérea contra los rebeldes chiitas hutíes, después de que estos se hicieran con el control de amplias zonas del país y forzaran a Hadi a huir. La intervención liderada por Arabia Saudí amenaza con desatar un conflicto con Irán, que no oculta su apoyo a los hutíes. Irán ha enviado dos buques de guerra al Golfo de Adén, supuestamente con el objetivo de proteger la navegación comercial iraní de piratas.

Arabia Saudí considera a Irán como un rival regional. El régimen de los ayatolás tiene como aliados a los gobiernos de Siria, el Líbano e Irak. En este contexto, el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, afirmó este mismo jueves (9.04.2015) que la intervención de Arabia Saudí en Yemen es un error y acusó al reino del Golfo de llevar a cabo un "genocidio" matando a civiles yemeníes. Las declaraciones de Jamenei, difundidas por los medios estatales iraníes, son la última subida de tono en un creciente enfrentamiento regional entre el Irán chiita y la Arabia Saudí sunita.

Llamado de la ONU

Por otro lado, Teherán advirtió a Estados Unidos de que no debe cometer en el conflicto de Yemen los mismos errores que en Siria. "Ustedes (EEUU) han reconocido sus errores en Siria, y pronto van a reconocer sus errores en Yemen", afirmó el presidente iraní, Hassan Rohani.El mandatario iraní agregó que la región no necesita una "falsa compasión" por parte del otro lado del mundo. En opinión de Rohani, la crisis en Yemen solo puede resolverse mediante negociaciones entre los propios yemeníes. Por ello, llamó a todos los países de la región a que se empeñen "mano a mano" en lograr un inmediato cese del fuego y, con ello, la paz en la región.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, por su parte, dijo a la emisora pública estadounidense PBS que su gobierno puede aportar pruebas de la ayuda que Irán ha enviado a los hutíes de Yemen. "Irán debe reconocer que Estados Unidos no va a estar con los brazos cruzados mientras que la región está siendo desestabilizada", advirtió Kerry.

En tanto el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, exigió a todas las partes en conflicto en Yemen volver a la mesa de negociaciones. "Tiene que haber un retorno a las negociaciones políticas. Todos los involucrados deben participar de ellas con buenas intenciones. No hay otra solución", dijo el funcionario a la prensa en Nueva York. "Espero que los estados miembros de la ONU hagan todo lo posible por conseguirlo y que se vuelva a las negociaciones sin condiciones previas ni retrasos", agregó. Ban instó asimismo a las partes en conflicto a respetar el derecho internacional y proteger a los civiles y no complicar la labor de las organizaciones humanitarias.

RML (dpa, efe)