Huracán Irene pasó por Nueva York sin causar los graves daños temidos | Política | DW | 28.08.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Huracán Irene pasó por Nueva York sin causar los graves daños temidos

El huracán pasó por Nueva York en donde se temían graves inundaciones y daños debido a la deficiente infraestructura de la ciudad. Las plantas nucleares no sufrieron averías. En total, hubo 10 víctimas mortales.

default

Peatones en las calles de nueva en la noche del sábado.

La tormenta tropical "Irene" dejó este domingo atrás Nueva York, donde causó menos daños de los que se temía en un primer momento. Por el momento no se ha informado de víctimas mortales. No obstante, algunas partes de Manhattan están inundadas y las autoridades no tienen previsto retirar la alarma, pues los árboles o el material derribado de algunos edificios siguen constituyendo un peligro.
 
En Carolina del Norte murieron cinco personas. En el vecino Estado de Virginia se registraron otras tres víctimas. En Queenstown, Estado de Maryland, una mujer perdió la vida después de que un árbol golpeara la chimenea de su casa y hundiera el techo. También la muerte de un surfista de 55 años en Florida se atribuyó a "Irene". El huracán ha causado cortes de electricidad en más de un millón de hogares. En el transcurso del día se espera que "Irene" llegue a Nueva York.
 
Deficiente infraestructura, el punto débil de la metrópolis
 
Hurrikan Irene Flash-Galerie

Alerta pública en puente de Manhattan.

 
Metrópolis estadounidenses como Nueva York son especialmente vulnerables a fenómenos como el huracán "Irene" debido sus anticuadas infraestructuras públicas. Un factor de riesgo son los kilómetros de cables y tuberías al aire libre que suministran agua y luz. Si un árbol arrancado por "Irene" cae por ejemplo sobre una línea eléctrica, eso podría tener como consecuencia un apagón en varios barrios neoyorquinos.
 
Ya que el problema se da casi con cualquier tormenta, las plantas eléctricas recomiendan a los ciudadanos la compra de generadores. Cuando el huracán "Isabel" castigó la costa este de Estados Unidos en 2003, cuatro millones de hogares y de empresas se quedaron parcialmente sin electricidad durante varios días.
 
Cables subterráneos a menudo en tuberías de vapor
 
Las fuertes precipitaciones pueden causar asimismo que líneas eléctricas defectuosas suelten fuertes descargas en algunas esquinas. En zonas donde los cables son subterráneos, éstos están a menudo instalados en tuberías de vapor que se pueden convertir además rápidamente en una fuente de incendios.
 
La red de tuberías de vapor neoyorquina empezó a ser construida en 1882. En 2007 explotó en Manhattan una tubería de vapor a presión de 83 años de antigüedad. Cientos de personas tuvieron que ponerse a salvo cuando el vapor caliente saltó del suelo en las aceras. Una mujer murió. La causa fue posiblemente la entrada de agua fría en la tubería defectuosa. El alcalde, Michael Bloomberg, habló entonces de un "colapso de la infraestructura".
 
Túneles con riesgo de copaso
 
Hurrikan Irene

Neoyorkinos llegan a los sitios de refugio

Hurrikan Irene

Algunos no alcanzaron a llegar a sus destinos y duermen, como aquí en la Penn Station, de Nueva York.

Las viejas tuberías siguen suministrando vapor caliente para la calefacción en toda la ciudad. A menudo se han registrado problemas con fugas repentinas, que hacen salir disparadas por los aires las tapas de aluminio de las alcantarillas. También el tráfico suele colapsar si una tormenta corta la electricidad en Nueva York. Cuando los trenes y el metro dejan de funcionar, los buses y los ferrys se llenan de pasajeros. Y los que viajan en coche suelen quedarse varados en atascos durante horas.

 
Otro problema son los túneles cerrados o inundados en caso de lluvia. El agua también amenaza con colapsar los túneles del metro cuando hay fuertes precipitaciones.
 
Plantas nucleares: ¿algún problema?
 
Dos plantas nucleares de la Costa Este cerraron como medida de seguridad. Revestimientos de aluminio se desprendieron de un edificio en Maryland y chocaron contra un transformador del reactor Calvert Cliff de CENG en las primeras horas del domingo, obligando a suspender las labores de la planta. La planta declaró un "evento inusual" o emergencia de bajo nivel, pero dijo que el reactor estaba seguro.
 
Como precaución contra los vientos, Exelon Corp cerró el sábado la planta de energía nuclear Oyster Creek que posee en Nueva Jersey. El complejo suele suministrar electricidad hasta a 600.000 hogares.
 
Varias refinerías petroleras de la Costa Este debieron detener sus operaciones y ConocoPhillips cerró su planta Bayway en Nueva Jersey.
 
No es la hora para practicar deporte extremo
 
La policía de Nueva York tuvo que sacar del mar a dos personas que pretendían hacer kayak en condiciones extremas por la llegada del huracán "Irene" a la metrópoli estadounidense.Los dos deportistas navegaban delante de Staten Island en medio de un océano sacudido por las turbulencias, dijo en la noche del sábado el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en el centro de operativos en Brooklyn.
 
dpa
Editor: José Ospina-Valencia

DW recomienda