1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Humala responde a protestas con balance de su gestión

En su discurso ante el Congreso durante el Día Nacional del Perú, al cumplirse su segundo año de gestión y en medio de protestas, el presidente Ollanta Humala renovó su compromiso con la inclusión social, sin sorpresas.

"Ahora no solo se trata de crecer para incluir, sino de incluir para seguir creciendo", dijo Humala en un discurso de una hora y dos minutos en que, como él mismo había anticipado, no incluyó "sorpresas". El mandatario elogió la eficiencia de programas como el que le da asistencia económica directa a 700.000 familias en extrema pobreza, el que dispone de becas para 25.000 estudiantes, el que ha permitido la contratación laboral de 40.000 jóvenes y el que ayuda a miles de ancianos que carecen de jubilación.

En el foco, “la inseguridad”

Humala –cuya aprobación popular ha perdido 20 puntos porcentuales en los últimos seis meses, según encuestas– dedicó parte importante del discurso al tema de la inseguridad, que, según expertos en opinión pública, es una de las principales razones para esa baja. "La inseguridad hace difícil el camino hacia el desarrollo", dijo Humala, quien planteó siete ejes básicos para combatirla, los que incluyen mejor capacitación para la Policía y disposición de equipos más modernos.

Entre los logros, destacó la ejecución de 300.000 arrestos, la desarticulación de 4.445 bandas, las "miles" de detenciones por pandillaje y las incautaciones "millonarias" de contrabando. "Confiamos en que se reducirán los niveles de criminalidad", resumió. En ese marco, Humala también mencionó al narcotráfico y la minería ilegal como problemas prioritarios por los delitos derivados que generan, y se comprometió a luchar a fondo contra "la lacra de la corrupción".

En cuanto a infraestructura, Humala destacó que se han adjudicado 12 proyectos con inversión de 3.600 millones de dólares. Entre las obras prioritarias mencionó el fortalecimiento del sistema de transporte por ómnibus en Lima, el nuevo aeropuerto internacional en Cusco y el nuevo puerto marítimo en Pisco.

En un discurso interrumpido constantemente por aplausos de la galería, el mandatario defendió además la Ley del Servicio Civil, que ha generado múltiples protestas de los trabajadores estatales, y aseguró que ésta "descarta ceses y despidos y premia la meritocracia".

Sin sorpresas, en medio de protestas

Analistas habían dicho que Humala tenía con el discurso ocasión de recuperar el respaldo perdido, pero estaba claro de antemano que lo que habría sería una renovación de compromisos y un recuento puntual de las obras avanzadas.

Las protestas de este domingo fueron inferiores a las del sábado, que terminaron en choques con la policía.

Las protestas de este domingo fueron inferiores a las del sábado, que terminaron en choques con la policía.

Mientras Humala hablaba en el Congreso, cientos de personas, en especial empleados públicos, protestaban en la cercana plaza San Martín, incluso con un ataúd que representaba la "muerte" del jefe de Estado. Las protestas eran sin embargo inferiores a las del sábado, cuando unas 5.000 personas se tomaron las calles céntricas de Lima para, en medio de choques con la policía, expresar descontento con un mandatario que llegó al poder con un discurso de cambio pero, según analistas, ha mantenido básicamente las mismas políticas de sus predecesores, salvo por un mayor énfasis en la asistencia social.

RML (dpa, edp, afp, diarios)