1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Ciencia y Ecología

Huesos “creados” por impresoras

Científicos alemanes desarrollan una técnica que permitirá la creación de huesos por medio de una impresora tridimensional. La nueva técnica podría revolucionar el mundo de la medicina.

default

Construyendo al hombre del futuro.

Un pequeño descuido, un resbalón y… meses de incomodidades. Los que gozan de excelente condición y buena salud posiblemente logran recuperarse en menos tiempo, pero no todos los casos son tan positivos. Hay fracturas tan complicadas que resulta muy difícil que los fragmentos vuelvan a soldarse.

Hasta ahora se solía implantar o un hueso artificial o cartílago de otra parte del cuerpo. El cartílago, que se sustrae por ejemplo las caderas, se puede trasplantar sólo en pequeñas cantidades. Otro método es la implantación de huesos de reses muertas, tratados especialmente para reducir las reacciones de rechazo. También se pueden utilizar corales pues tienen una construcción parecida al de los huesos humanos.

Hasta ahora se hacía cuadrar el implante en operaciones laboriosas, costosas y no exentas de peligros y posteriores complicaciones como daños en músculos y nervios.

Un nuevo hueso en pocas horas

El Centro de Investigaciones Caesar, con sede en la ciudad alemana de Bonn, desarrolla un procedimiento con el que se puede “imprimir huesos a la medida”.

Erstmals Knieprothese mit Roboter-Hilfe implantiert

Según el científico Carsten Tille, que coordina la investigación, el nuevo procedimiento permitirá la elaboración de implantes por medio de una impresora tridimensional.

El procedimiento se explica fácilmente. Al paciente se le hace una tomografía que aporta una imagen bidimensional y permite reconocer los huesos como objetos claros sobre un fondo negro.

Después de una medición exacta de la cavidad creada por la rotura del hueso, un programa de computadora convierte las imágenes bidimensionales en una proyección tridimensional. Dependiendo de la medida de la cavidad se diseña, también por computador, el implante requerido.

Para esto se pone una capa de cerámica muy fina sobre una plataforma. Posteriormente se le agrega un líquido de cohesión, a lo que sigue la siguiente capa de cerámica. El líquido de cohesión pega las capas y de esta forma va “creciendo” el hueso capa por capa. El proceso tarda sólo pocas horas.

Fase de experimentación durará cinco años

El polvo de cerámica consta del mismo material del que están hechos los huesos naturales. Los científicos alemanes intentan colonizar el interior del hueso artificial con células madre adultas de cartílago que penetrarán por los poros de la cerámica hasta su interior.

Una

Heidi Klum zeigt Beine

vez que el hueso artificial es implantado en el cuerpo del hombre, se prevé que las células se autoactivarán para crecer desde el interior del hueso artificial y soldarse con los huesos naturales, convirtiéndose en una sola pieza flexible y estable.

Se espera poder aplicar el nuevo procedimiento en unos cinco años. Actualmente se planean las primeras implantaciones en lugares como la mandíbula, pero no en partes del esqueleto que cargan mucho peso como piernas, costillas o brazos.

Enlaces externos