1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Huelga general logra paralizar a Argentina

Sindicatos opositores al gobierno de Cristina Fernández celebraron adhesión al movimiento, que el gobierno criticó por “no aportar nada”.

El transporte público paralizado, los vuelos cancelados y las calles cortadas marcaron la jornada en Argentina, donde este martes (09.06.2015) se realizó la segunda huelga del año en contra del gobierno de Cristina Fernández. Los convocantes protestan contra las limitaciones en las negociaciones colectivas sobre los aumentos de salario de 2015 que pretende imponer el Ejecutivo, en un intento por contener la inflación.

Numerosos piquetes bloquearon los principales accesos a Buenos Aires y otras capitales del interior del país, para garantizar el éxito del movimiento, que contó con el apoyo de las alas opositoras de la poderosa Confederación General del Trabajo (CGT) y de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA). El Correo, los bancos, los colegios y las tiendas en general también sufrieron las consecuencias de la manifestación.

El subte porteño permaneció cerrado por la huelga.

El subte porteño permaneció cerrado por la huelga.

“La adhesión fue muy importante, el paro fue muy importante y eso demuestra que hay una disconformidad con las políticas que aplica el Gobierno sobre los trabajadores”, dijo Hugo Moyano, líder de una de las dos alas opositoras de la CGT. “La realidad que vivimos hoy fue contundente, fue que el trabajador no está de acuerdo con estas políticas de poner topes a los salarios. Fue contundente el paro de hoy”, subrayó Moyano, antiguo aliado del kirchnerismo.

“No aporta nada”

En tanto, el titular del ala opositora de la CTA, Pablo Miceli, reclamó que prime “el sentido común en el Gobierno” y convoque “al diálogo”. Miceli amenazó con que “si esto no se revierte, va a haber más lucha, más paros y más movilizaciones”. El gobierno, por su parte, aseguró que la convocatoria tiene un claro objetivo “político”, que no es buscar soluciones a las diferencias sino generar “confusión” en la recta final del mandato de Cristina Fernández.

“Yo quisiera saber cómo se está defendiendo al trabajador haciendo un paro de estas características, donde impiden a la inmensa mayoría de los trabajadores ir a trabajar, que es lo que seguramente quieren hacer, que no están identificados ni de casualidad con su visión (con la de los sindicatos)”, dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. El ministro añadió que el paro “no aporta absolutamente nada”.

DZC (EFE, Reuters, dpa)

DW recomienda