1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

HRW: Irán envía a refugiados a luchar en Siria

Human Rights Watch denuncia que Irán envía a refugiados afganos a luchar en Siria. En Alemania, el BND es criticado por prometer “estatus de protegido” a solicitantes de asilo con miras a convertirlos en informantes.

La organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch (HRW), cuya sede principal está en Nueva York, asegura que, a más tardar desde noviembre de 2013, la Guardia Revolucionaria de Irán viene reclutando a miles de refugiados afganos indocumentados asentados en territorio persa para que se desplacen a Siria, defiendan los lugares sagrados para los chiíes en ese país y participen en la lucha armada en apoyo de Bashar al Assad. HRW reportó este viernes (29.1.2016) que los afganos en cuestión reciben a cambio incentivos económicos –una soldada de entre 500 y 800 dólares al mes– y un permiso legal de residencia en Irán.

No obstante, algunos dicen haber sido coaccionados para enrolarse en los grupos armados. El director de emergencia de HRW, Peter Boukaert, aludió a denuncias según las cuales Irán amenazaba con deportarlos de vuelta a Afganistán si se negaban a combatir en Siria. “Ante esta triste elección, algunos de esos hombres y niños afganos han huido de Irán a Europa”, sstuvo Boukaert. Según los datos recopilados por la organización de derechos humanos, en Irán viven unos tres millones de afganos; de los cuales sólo 950.000 han recibido asilo oficial y tienen un estatus migratorio regular. El resto carece de documentos o tiene visas temporales.

“Muchos han alegado que la amenaza de ser arrestado y obligado a cumplir el servicio militar en Irán ha sido un motivo de peso pasa optar por abandonar Irán”, explicó HRW, agregando que los afganos reclutados por el Ejército iraní combaten en localidades sirias como Damasco, Alepo, Homs, Deir al Zor, Hama, Lattakia y en áreas fronterizas próximas a los Altos del Golán, ocupados por Israel. Las autoridades persas insisten en que miles de afganos se han ofrecido voluntariamente para unirse a milicias oficialistas en Siria, pero HRW advirtió que su vulnerable situación legal en Irán y el miedo a ser deportados podría contribuir a su decisión.

“Der Spiegel” informa que el BND y la BfV intentaron extraer información de cientos de refugiados, prometiéndoles “estatus de protegido”.

“Der Spiegel” informa que el BND y la BfV intentaron extraer información de cientos de refugiados, prometiéndoles “estatus de protegido”.

Refugiados como informantes en Alemania

Testimonios puntuales hablan de operaciones riesgosas, como la de avanzar hacia posiciones del grupo terrorista Estado Islámico (EI) apertrechados solamente con armas automáticas ligeras y sin el respaldo de la artillería. En casos descritos por HRW se comenta que oficiales iraníes amenazaron con dispararles a los reclutas afganos si no obedecían sus órdenes. El reporte de HRW coincide con uno del semanario germano Der Spiegel en llamar la atención hacia las presiones de las que son objeto los refugiados para que participen directamente en la guerra siria o proporcionen información para los servicios de inteligencia.

La edición más reciente de Der Spiegel informa que, entre los años 2000 y 2013, tanto el Servicio Federal de Inteligencia (BND) como la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV) intentaron extraer información de 850 solicitantes de asilo. A muchos de los refugiados se les prometió un “estatus de protegido” que muy probablemente no podrían recibir si se negaran a cooperar con las autoridades germanas. Todo apunta a que esa práctica continúa, se lee en Der Spiegel, aunque allegados al BND y a la BfV subrayan que los refugiados colaboran “voluntariamente”.

La oposición alemana ha criticado a ambas instituciones por echar mano a estos recursos para ampliar su base de informantes. “El hecho de que los servicios secretos de Alemania ejerzan presión sobre refugiados no es sólo moralmente reprochable. También cabe poner en duda la veracidad de la información obtenida por esa vía”, señaló Martina Renner, diputada en el Bundestag de La Izquierda.

ERC ( dpa / EFE / der Spiegel )

DW recomienda