1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Hotelera estadounidense Starwood operará tres instalaciones en Cuba

Este primer acuerdo bilateral entre Cuba y una empresa hotelera estadounidense desde 1959, pudo firmarse luego de que el Departamento del Tesoro concediera a Starwood la autorización para invertir en territorio cubano.

Sujeta a una batalla de adquisición, Starwood podría dejar de ser estadounidense: China Anbang Insurance Group Co. hizo una oferta de 13 millones de dólare por ella.

Sujeta a una batalla de adquisición, Starwood podría dejar de ser estadounidense: China Anbang Insurance Group Co. hizo una oferta de 13 millones de dólare por ella.

La cadena estadounidense Starwood confirmó este sábado (19.03.2016), en un comunicado oficial, que ha firmado un convenio con Cuba para operar dos hoteles en La Habana. La empresa anunció así una inversión de varios millones de dólares, apenas un día antes de

la histórica visita a la isla del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Además de este acuerdo, la compañía hotelera estadounidense firmó también una carta de intención para invertir una tercera instalación hotelera de la capital cubana. Esos acuerdos estaban prohibidos bajo el embargo económico de Estados Unidos a Cuba, pero Starwood recibió la semana pasada un permiso especial del Departamento del Tesoro estadounidense.

Jorge Giannattasio, jefe de operaciones de América Latina, dijo que los acuerdos incluyen una "inversión multimillonaria para llevar los hoteles a nuestros estándares", haciendo de Starwood la primera empresa de Estados Unidos en invertir una suma importante en la isla desde que el expresidente Fidel Castro y sus rebeldes barbados derrocaron a un gobierno pro-estadounidense el 1 de enero de 1959, nacionalizaron la industria del turismo e instalaron en el Habana Hilton la nueva sede del Gobierno cubano durante los primeros meses de ese año.

Starwood… ¿de estadounidense a china?

Starwood operará el Hotel Quinta Avenida, de la empresa militar cubana Gaviota bajo su marca Four Points Sheraton y el Hotel Inglaterra, de Gran Caribe, de propiedad estatal, con la marca Luxury Collection. El acuerdo podría ayudar a Obama a usar su histórico viaje como un ejemplo de lo que ve como beneficios en la apertura diplomática de Washington con su antiguo exrival de la Guerra Fría tras décadas de hostilidad.

Aunque Starwood, que está sujeto a una batalla de adquisición, puede que deje de ser estadounidense pronto. China Anbang Insurance Group Co. hizo una oferta de 13 millones de dólares por Starwood el viernes, superando en casi un 15 por ciento una oferta de Marriott. Marriott tiene hasta el 28 de marzo para hacer una contraoferta."No hacemos comentarios hasta que se ejecute un acuerdo", dijo Giannattasio.

Jorge Giannattasio, jefe de operaciones de América Latina: la cantidad de viajeros se disparará con los vuelos directos.

Jorge Giannattasio, jefe de operaciones de América Latina: "la cantidad de viajeros se disparará con los vuelos directos."

Auge del turismo desde el 17D

La industria turística cubana se ha disparado desde el deshileo de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, anunciado el 17 de diciembre de 2014. Los visitantes internacionales aumentaron un 17 por ciento, llegando a un récord de 3,5 millones el año pasado, incluyendo un incremento del 77 por ciento de viajeros estadounidenses. Y Cuba espera un aumento porcentual similar en visitantes estadounidenses este año cuando se restablezca el servicio regular de vuelos comerciales, a pesar de la prohibición del turismo libre procedente de Estados Unidos.

A los estadounidenses se les permite viajar a Cuba cuando se incluyen en las 12 categorías aprobadas por Obama, entre ellas los intercambios educacionales, deportivos y culturales. Obama flexibilizó las restricciones aún más esta semana. Así que "la cantidad de viajeros se disparará con los vuelos directos", consideró Giannattasio. Los estadounidenses ya no necesitan un permiso especial para viajar o utilizar guías, pero deben comprometerse a las reglas de sus actividades y mantener los registros durante cinco años.

Obama ha solicitado al Congreso terminar con el embargo económico de 54 años contra la isla, una petición que ha sido rechazada por la oposición republicana.

RML (efe, reuters)

DW recomienda