1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hong Kong: policía vuelve a reprimir a manifestantes prodemocráticos

Este domingo (19.20.2014), la policía de Hong Kong se volvió a enfrentar a los manifestantes prodemocráticos. Varias personas resultaron heridas en la violenta operación policial en el barrio de Mong Kok.

El distrito de Mong Kok, ubicado en la península de Kowloon, se ha convertido desde el viernes (17.10.2014) en un campo de batalla entre la policía de Hong Kong y manifestantes del movimiento prodemocrático Occupy. Ambos se disputan el control de varias de sus calles. Los enfrentamientos se han saldado con 33 detenidos y decenas de heridos de ambos bandos.

En la madrugada del domingo (19.10.2014), la policía volvió a reprimir violentamente a los estudiantes, que trataban de ampliar su asentamiento en la principal avenida del distrito, Nathan Road.

Tan solo pocas horas antes, el Gobierno de Hong Kong había reiterado su disposición a dialogar con los estudiantes. El próximo jueves recibiría a los líderes del movimiento. Según las autoridades de Hong Kong, ambos bandos enviarían a cinco representantes a las negociaciones, que durarían dos horas y serían transmitidas por televisión.

Revolución de los paraguas

Las fuerzas antidisturbios emplearon porras y gas pimienta para hacer retroceder a la multitud, que se contaba por centenares y se protegía con paraguas. Estos se han convertido en un símbolo de las protestas. El movimiento, que este domingo cumple 22 días, ha sido apodado coloquialmente como “revolución de los paraguas”.

Los enfrentamientos comenzaron en la madrugada del viernes, cuando la policía llevó a cabo una operación para despejar las calles de barricadas y abrirlas nuevamente al tráfico. La operación, en la que participaron cientos de agentes, se llevó a cabo en apenas dos horas y sin resistencia por parte de la mayoría de los manifestantes.

Sin embargo, a media noche del viernes, miles de personas volvieron a ocupar las calles de Mong Kok tras más de cuatro horas de virulentos encontronazos con la policía, quien optó por retirarse de varias zonas de la calle, en las que los manifestantes rápidamente comenzaron a construir barricadas.

VC (efe, dlf, bbc)