1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Honduras admite demora en investigación de crimen de Cáceres

Por su parte, el Alto Comisionado de Derechos Humanos anunció hoy que ha accedido a la petición del Gobierno de Honduras para aportar asesoría técnica con el fin de esclarecer el crimen.

El ministro hondureño de Seguridad, Julián Pacheco, reconoció este viernes (18.03.2016) tardanza en el proceso de investigación para esclarecer el asesinato de la dirigente indígena Berta Cáceres, cometido el pasado 3 de marzo. "Esto lleva un proceso, no es fácil, se ha tardado porque se están haciendo las cosas bien", justificó el alto funcionario en declaraciones a los periodistas.

"Buscamos hacer una buena investigación y que no haya dudas. Lo que se está buscando es la verdad en este caso para que la ciudadanía este tranquila de que si se va a acusar a alguien es porque se tienen las evidencias para acusarlo", explicó. El proceso de investigación del crimen de Cáceres "no es fácil", insistió Pacheco, quien afirmó que el Ministerio Público del país coordina las pesquisas. Destacó además que para el Estado de Honduras "es importante resolver el caso" de Berta Cáceres, quien era coordinadora y cofundadora del Consejo Cívico de Pueblos Indígenas de Honduras (COPINH). Además señaló que confía en los operadores de justicia del país para resolver el asesinato de la dirigente indígena y ambientalista.

Sobre la petición de más de sesenta congresistas estadounidenses de suspender la ayuda de seguridad a Honduras hasta que haya una investigación internacional del asesinato de Cáceres, Pacheco dijo que "las ayudas son importantes", pero señaló que por el momento "lo esencial" para su país es resolver el crimen. "Lamentamos estas decisiones, pero también sabemos que nuestras instituciones operadoras de justicia están haciendo lo propio para investigar este caso", aseguró. En una carta enviada al secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, y al del Tesoro, Jacob Lew, los congresistas, encabezados por los demócratas Hank Johnson y Keith Ellison, exigieron ayer jueves que se pidan cuentas al Gobierno de Honduras por el asesinato de Cáceres.

Marchas para pedir esclarecimiento del crimen

Por su parte, miles de indígenas y campesinos marcharon ayer jueves en Tegucigalpa para exigir el esclarecimiento del asesinato de Cáceres. "Justicia, justicia", gritaban unas 4.000 personas en su mayoría indígenas Lencas, negros Garífunas, Pech, Tolupanes y Tawakas que llegaron a Tegucigalpa desde el interior del país. La marcha pasó frente a la casa presidencial para dirigirse después hasta la sede del Ministerio Público.

Los manifestantes también se detuvieron momentáneamente frente a la embajada de México en Tegucigalpa, donde se encuentra el mexicano Gustavo Castro, el único testigo del crimen de Cáceres, a quien autoridades judiciales impiden que abandone el país por al menos 30 días, mientras continúan las investigaciones. La marcha, que transcurrió bajo numerosa vigilancia policial y militar, ocurre después de que el martes desconocidos asesinaron a tiros al activista del COPINH, Nelson García, tras el desalojo de unas 150 familias en un poblado en el norte del país en tierras disputadas con terratenientes.

La protesta coincidió con el arribo a Honduras de la llamada "Misión Internacional Justicia para Berta", que en una rueda de prensa abogó por la creación de una misión investigadora internacional independiente que aclare el crimen de la líder ambientalista e indígena. La misión está integrada por diputados españoles, ambientalistas, líderes indígenas, laborales, abogados y activistas humanitarios de Estados Unidos, México, El Salvador, Guatemala y Argentina. Por su parte, el Alto Comisionado de Derechos Humanos anunció hoy que ha accedido a la petición del Gobierno de Honduras para aportar asesoría técnica con el fin de esclarecer el crimen.

MS (efe/dpa/Comunicado de prensa del Gobierno de Honduras)

DW recomienda