1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Holanda reconstruirá los restos del avión derribado en Ucrania

La Junta de Seguridad de Holanda comenzará pronto a reconstruir partes del avión de Malaysia Airlines derribado el 17 de julio de 2014 en el este de Ucrania presuntamente por fuerzas prorrusas con 298 personas a bordo, informó esta agencia neerlandesa. "A principios de marzo, una vez que los familiares (de las víctimas) hayan visto los restos del avión, la reconstrucción tridimensional de parte del avión comenzará", señaló la Junta en un comunicado. La labor se centrará en la cabina del piloto y en una parte de la clase business del avión. Se reconstruirá la parte exterior del Boeing malasio, indicó la Junta de Seguridad de Holanda.

En la primera semana de marzo, en torno a 500 familiares de las víctimas del vuelo MH17 visitarán los restos del Boeing-777 en la basa aérea de Gilze-Rijen, cerca de la frontera con Bélgica, antes de que comiencen los trabajos de reconstrucción. De las 298 víctimas en la tragedia, 196 tenían nacionalidad holandesa y aún quedan tres ciudadanos neerlandeses por identificar por los forenses.

Inmediatamente después del accidente del avión, que cubría la ruta entre Amsterdam y Kuala Lumpur y fue presuntamente derribado por un misil tierra-aire disparado desde una zona del este de Ucrania controlada por las milicias prorrusas, expertos de la Junta viajaron a ese país y trataron de llegar al lugar de la tragedia, a fin de investigar los restos del Boeing. No obstante, debido a la inseguridad en el área por los continuos combates, los expertos no pudieron hacer su trabajo sobre el terreno durante un largo periodo de tiempo. Por esa razón la Junta decidió recuperar los restos y transportarlos a Holanda, una vez fuera seguro hacerlo, para investigarlos en una basa aérea neerlandesa.

La recuperación de los restos del avión malasio comenzó el 16 de noviembre de 2014, cuatro meses después del accidente. Tras llegar a la base aérea de Gilze-Rijen, las piezas fueron descargadas, inspeccionadas y fotografiadas bajo un procedimiento establecido y en estrecha consulta con el Servicio del Ministerio Público, como parte de la investigación forense. Los restos fueron después ordenados y clasificados y las piezas no estrictamente necesarias para la investigación fueron almacenadas en dos estanterías de la base aérea. Decenas de otras piezas fueron recogidas en el hangar para más investigaciones, incluidas partes de la cabina del piloto y de la clase business, el motor izquierdo y elementos del ala izquierda (efe).