1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Histórica reunión entre Obama y Raúl Castro

Es la primera en más de medio siglo entre un presidente de Estados Unidos y uno de Cuba. "Es posible que con el tiempo podamos pasar página y desarrollar una nueva relación entre ambos países".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, mantuvo este sábado (11.04.2015) una reunión bilateral con su homólogo cubano, Raúl Castro, después del primer pleno de mandatarios en la Cumbre de las Américas de Panamá, según informó la Casa Blanca. "Es posible que con el tiempo podamos pasar página y desarrollar una nueva relación entre ambos países", indicó, y aseguró que una de las tareas inmediatas será la reapertura de embajadas en Washington y La Habana.

"Esta es obviamente una reunión histórica", señaló Obama, al referirse al primer encuentro que mantienen ambos tras el anuncio del deshielo diplomático, en diciembre pasado. Ya el viernes se dieron un histórico apretón de manos, en un breve encuentro informal previo al inicio de la cumbre. El presidente de Cuba, Raúl Castro, por su parte, dijo a Obama estar "dispuesto a hablar de todo" en el proceso hacia la normalización bilateral "con mutuo respeto a las ideas". "Puede ser que nos convenzan de unas cosas y de otras no, no hay que hacerse ilusiones", sostuvo Castro también.

Una hora y veinte de reunión

El mandatario estadounidense recordó que la historia entre su país y Cuba ha sido complicada y apuntó que después de que durante 50 años se aplicara una política que no ha funcionado, "era hora de probar algo nuevo". En el encuentro, celebrado en una pequeña sala en el Centro de Convenciones de Atlapa, Obama admitió que, a pesar del deshielo diplomático, seguirá habiendo diferencias significativas entre ambos países. Y añadió que seguirá presionando a Cuba sobre la cuestión de los derechos humanos.

Según informó posteriormente en rueda de prensa el canciller cubano Bruno Rodríguez, la reunión entre Obama y Raúl Castro duró una hora y veinte minutos. "Los presidentes analizaron los progresos alcanzados desde los anuncios del 17 de diciembre y coincidieron en la importancia de continuar trabajando con el objetivo de conformar el contexto apropiado para proceder a restablecer las relaciones diplomáticas y abrir embajadas en los respectivos países", explicó Rodríguez.

LGC (dpa / EFE / Reuters)