1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hillary Clinton prepara candidatura a presidencia de EE.UU.

La abogada, exsenadora y exministra de Exteriores, Hillary Clinton, declararía este 12 de abril su deseo de ser la primera mujer presidenta de Estados Unidos, en elecciones que se celebrarán el 8 de noviembre de 2016.

Hillary Clinton

Hillary Clinton

Hillary Clinton está considerada como una de las mujeres más "duras" en la política estadounidense de alto nivel. A sus 67 años no se deja intimidar fácilmente por las dificultades, como tampoco lo hizo su marido, el ex presidente Bill Clinton.

Según el periodista Carln Bernstein, el padre de Hillary se comportaba en casa prácticamente como un instructor militar, lo que la convirtió en una luchadora. Nacida en Chicago, estudió en la elitista universidad de Yale. Allí conoció a su marido, ambicioso como ella, y juntos planearon una carrera política conjunta.

En sus años como primera dama, entre 1993 y 2001, conoció personalmente la Casa Blanca. Abogada de profesión y madre de una hija, Chelsea, Hillary Clinton impresionó con un estilo seguro de sí mismo pero no siempre políticamente correcto. Tuvo una voz propia y colocó en la agenda política la salud. Su equipo, conocido como "Hillaryland" estaba considerado como una élite de colaboradores extraordinariamente leales.

Algunos analistas están convencidos de que Bill Clinton nunca habría conseguido llegar a la presidencia de no ser haber contado con la ayuda de su mujer, que incluso permaneció junto a él tras el escándalo de su "affaire" con la becaria Monica Lewinsky.

¿Modelo de mujer moderna a seguir?

El espíritu luchador de Hillary Clinton quedó patente también al no haber abandonado tras la amarga derrota que sufrió en las primarias demócratas de 2008 frente a Barack Obama. Tras la victoria de Obama en las elecciones presidenciales, Clinton renunció a puesto de senadora por Nueva York para convertirse en secretaria de Estado. Durante los cuatro años que estuvo en ese puesto, entre 2009 y 2013, visitó 112 países y recorrió más de un millón de kilómetros. Su legado como jefa de la Diplomacia estadounidense quedó sin embargo empañado por los fallos de seguridad en el consulado libio de Bengasi, donde fueron asesinados cuatro diplomáticos en un ataque terrorista.

Pero tampoco ese episodio la disuadió de este nuevo intento que, según la prensa, emprenderá hoy para luchar por la presidencia del país en 2016. Es también ese empeño el que hace que millones de estadounidenses la consideren como el modelo de mujer moderna a seguir. Según analistas, “nunca antes sus oportunidades de ser presidenta de Estados Unidos fueron mejores”.

JOV (dpa, Spiegel.de)