1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hillary Clinton: "Me presento por todos los estadounidenses"

En el primer gran discurso de su campaña, la exsecretaria de Estado dirigió buena parte de su intervención ante miles de personas a dejar clara su intención de defender a la clase media si consigue la Presidencia.

En un acto celebrado en la isla de Roosevelt, en Nueva York, Clinton arremetió contra las fuertes desigualdades que se viven en el país y atacó con dureza las políticas que en las últimas décadas han beneficiado a los más privilegiados. "No me presento para algunos estadounidenses", aseguró sobre su candidatura a la Casa Blanca. "Me presento para hacer que la economía funcione para ustedes y para todos los estadounidenses", insistió. "La prosperidad no puede ser solo para los consejeros delegados y los gestores de fondos de inversión. La democracia no puede ser solo para los multimillonarios y las grandes empresas", defendió.

Inmigrantes, homosexuales, mujeres, familias y seguridad

Clinton atacó a los republicanos por favorecer a los poderosos con recortes de impuestos y relajando normativas, y aseguró que, pese a que el partido cuente con nuevas voces, "todos siguen cantando la misma canción". La ex primera dama señaló que, en un momento en el que EE.UU. sigue recuperándose de la crisis, uno de sus modelos es Franklin Delano Roosevelt, el presidente del "New Deal" con el que el país salió de la "Gran Depresión".

"Su legado elevó a un país e inspiró a presidentes posteriores. Uno es el presidente con el que serví como secretaria de Estado, Barack Obama. Otro es mi marido, Bill Clinton", dijo, arrancando una gran ovación para el expresidente, que la acompañó en el mitin. Clinton también se presentó como una defensora de los inmigrantes, de los homosexuales, de las mujeres y de las familias, apostando por mejorar y abaratar la educación o facilitar el acceso de todos a la educación preescolar. Además, aseguró, hará "lo que sea necesario" para que sus connacionales se sientan "seguros".

Clinton respondió con sentido del humor a quienes la consideran demasiado mayor para aspirar a la Presidencia de Estados Unidos y aseguró que nadie verá su pelo volverse gris en la Casa Blanca, pues lleva años tiñéndose. "Puede que no sea la candidata más joven en esta carrera, pero seré la presidenta más joven en la historia de Estados Unidos", recordó Clinton, que de ser elegida en 2016 se convertiría con 69 años en la segunda persona de mayor edad guiar a un país, que nunca ha sido dirigido por una mujer.

RML (efe, cnn)

DW recomienda