1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hezbolá acusa a sunitas de la muerte de Mustafa Badreddine

La milicia chiita libanesa aseguró que extremistas se hallan tras el ataque que causó el deceso de uno de los principales líderes del grupo.

La milicia chiita libanesa Hezbolá, aliada del régimen de Siria en la guerra civil que afecta a ese país desde marzo de 2011, anunció este sábado (14.05.2016) que los responsables de la muerte de uno de sus principales dirigentes, Mustafa Badreddine, son extremistas sunitas que lanzaron el martes 10 de mayo un ataque contra las posiciones de Hezbolá cerca del aeropuerto de Damasco, en la capital siria.

“La explosión que llevó al martirio de nuestro hermano comandante Mustafa Badreddine fue causada por disparos de artillería efectuados por grupos de takfiri (extremistas sunitas) desplegados en el área”, aseguró la milicia. Badreddine, el más alto dirigente de los tres comandantes de Hezbolá que han muerto en Siria en los dos últimos años, fue enterrado el viernes en un suburbio al sur de Beirut. El dirigente comandaba las fuerzas de Hezbolá en Siria desde 2012.

Pese a ello, el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una entidad que tiene amplia credibilidad y cuenta con una red de informantes en Siria, puso en duda la versión ofrecida por Hezbolá, al señalar que fuentes activas tanto del régimen sirio como de los fuerzas rebeldes dijeron que no hubo fuego de artillería cerca del aeropuerto. Los activistas no registraron ningún impacto en esa zona. El Observatorio instó a la milicia a revelar “la verdad”.

Acusado de crímenes

¿Y cuál sería ésta? Distintos medios libaneses han especulado con la posibilidad de que en la muerte de Badreddine estaría implicado Israel, que ha atacado reiteradamente a las fuerzas de Hezbolá que operan en Siria. De cualquier modo, la milicia dijo que la muerte de su dirigente era un acicate para seguir luchando contra quienes buscan derrocar al presidente de Siria, Bashar al Assad. Distintas fuentes aseguran que al menos 1.500 combatientes de Hezbolá han muerto en combates en dicho país.

Badreddine y otros cinco miembros de Hezbolá fueron acusados por el Tribunal Especial para Líbano, auspiciado por Naciones Unidas, de estar implicados en el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri, en febrero de 2005. El nombre de Badreddine también estuvo vinculado al atentado con bomba perpetrado en 1983 contra el cuartel de la Marina estadounidense en Beirut, que causó 241 muertos.

DZC (dpa, AP, AFP)


DW recomienda