1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Hesse: debacle socialdemócrata

Cuatro disidentes socialdemócratas impiden con su voto en contra elección de la que hubiera sido la segunda mujer jefa de un Estado federado .

default

Los jefes impedidos: Andrea Ypsilanti, SPD (izqu.) y Tarek Al-Wazir, Los Verdes.

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) fracasó en su intento de desbancar a los democristianos en el Land de Hesse y formar un gobierno de minoría con los Verdes, tolerado por La Izquierda (poscomunista), después de que hoy cuatro disidentes socialdemócratas negaran su apoyo a la candidata, Andrea Ypsilanti.

La líder socialdemócrata Ypsilanti planeaba someterse el martes a su elección como jefa de gobierno de Hesse, en el oeste del país, después de que en las elecciones regionales de finales de enero obtuviese el mismo número de votos que la Unión Cristiano Demócrata (CDU) del primer ministro, Roland Koch, todavía en funciones.

El sábado anterior, un congreso regional del SPD dio luz verde a los planes de alianza con el partido de Los Verdes y confirmó a Ypsilanti como candidata. El domingo fueron los ecologistas los que aprobaron con el 98 por ciento de los votos el modelo rojiverde que gobernó el país con el canciller Gerhard Schröder (1998-2005). La Izquierda ya había dado luz verde al proyecto hacía tiempo.

Cancelada elección de jefatura en Hesse

Sin embargo, hoy la diputada socialdemócrata Dagmar Metzger anunció que tanto ella como otros tres compañeros de la fracción del SPD en el Parlamento de Hesse decidieron negarle su voto a Ypsilanti por aceptar el apoyo del partido formado por poscomunistas y ex socialdemócratas desencantados.

"Por ello, mañana no habrá ninguna elección", dijo Metzger, quien como los otros tres diputados socialdemócratas, -Carmen Everts, Silke Tesch y el vicepresidente del SPD de Hesse y rival interno de Ypsilanti, Jürgen Walter-, alegó razones de conciencia.

“La Izquierda” perjudicaría a Hesse y al propio SPD”

Walter señaló en una rueda de prensa conjunta que formar un gobierno con los Verdes y con el apoyo de La Izquierda perjudicaría al estado federado de Hesse y al propio SPD. Según dijo, semejante alianza entrañaría peligros como la pérdida de miles de puestos de trabajo en Hesse. "Yo no puedo seguir ese camino con mi partido en Hesse", dijo.

Tanto él como Metzger ya se habían negado el fin de semana a respaldar el acuerdo de gobierno con los ecologistas. Para convertirse en jefa de gobierno de Hesse, Ysilanti necesitaba el apoyo completo de todo su grupo parlamentario, así como el de los Verdes y el apoyo indirecto de La Izquierda. La aparición de cuatro disidentes hace imposible su elección.

"Duro golpe" para cultura política alemana

Hoy, el nuevo presidente de los socialdemócratas alemanes a nivel nacional, Franz Müntefering, calificó lo sucedido de "duro golpe" para la educación política en Alemania. Si Ypsilanti hubiera conseguido la mayoría en la votación, como se esperaba, habría desplazado a Koch y con ello la CDU de Merkel habría sufrido un nuevo golpe después de que su hermana bávara CSU perdiera la mayoría absoluta el mes pasado.

Hasta los comicios de Hesse, el SPD se negaba a formar coalición o cooperar con La Izquierda tanto a nivel federal, como en los "Länder" del oeste del país. En el este, el territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA), donde la Izquierda es más fuerte, sí se toleraba.

Así, pese a haber prometido durante la campaña electoral que no cooperaría con ese partido, Ypsilanti intentó en seguida formar una coalición con Los Verdes y los poscomunistas pero se topó con resistencia en sus propias filas. Esa frustrada iniciativa fue uno de los factores principales para la renuncia del presidente del SPD, Kurt Beck, que fue criticado entonces por otorgar su respaldo a la Izquierda.

DW recomienda