1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cultura

Herta Müller en Guadalajara

25 autores en lengua germana acuden este año a la Feria del Libro de Guadalajara, en la que Alemania es la invitada de honor. No obstante, sigue siendo difícil para los escritores alemanes imponerse en México.

Herta Müller

Herta Müller goza de gran popularidad en América Latina.

Este año, en la Feria del Libro de Guadalajara la atención se centra en la literatura de un país cultural y geográficamente lejano: Alemania. La literatura germana no es desconocida en México, pero el número de traducciones es más bien limitado. Günter Grass y Herta Müller se cuentan entre los clásicos. Pero esta vez se desea presentar también autores más jóvenes y algunos que aún están por descubrirse en México.

El cometido principal es el intercambio cultural, que se ha vuelto tan relevante en un mundo globalizado. Así lo indicó la subsecretaria alemana de Relaciones Exteriores, Cornelia Pieper, al inaugurar el pabellón germano, ante cientos de invitados y púiblico en general. Cuando los políticos y autoridades se retiraron, la gente se quedó y disfrutó del recital de poesía slam que ofrecieron Bas Böttcher y Dalkor Markovic, dos jóvenes artistas del lenguaje que entusiasman sobre todo al público joven.

Historias distantes

Muchos autores de lengua alemana han acudido a la feria de Guadalajara, desde Monika Maron hasta Wladimir  Kaminer. La gama de figuras es amplia, al igual que la de temas: cambio climático, historias de la RDA, sagas familiares, amor. Todo está presente. No obstante, a los  escritores alemanes les resulta difícil abrirse paso en México, dice Jan-Cornelius Schulz, un alemán que desde hace casi 10 años dirige la editorial mexicana Herder y conoce bien la literatura de ambos lados del Atlántico.

Die Schriftstellerin Monika Maron Porträtfoto

La autora alemana Monika Maron.

Los libros alemanes demandan con frecuencia del lector un cierto conocimiento previo de la historia del país. Y muchos mexicanos carecen de ese conocimiento. La II Guerra Mundial y la RDA son temas muy distantes. Seis años atrás se tradujo y editó el libro de Monika Maron “Animal Triste“, una historia de amor que se desarrolla después de la caída del Muro de Berlín y relata también lo que significa ver desmoronarse una sociedad como la de la RDA. El libro, que ha sido traducido a numerosos idiomas, sólo encontró 500 compradores en México. Para Schultz, eso resultó decepcionante. Ahora espera que la Feria del Libro y la presencia de Monika Maron despierten un nuevo interés.

La autora, sin embargo, se muestra menos optimista al respecto. Monika Maron, nacida en 1941, viajó desde Berlín para presentarse al público de México, país que ama y conoce de viajes anteriores. A su juicio, en lo tocante a las traducciones, los autores alemanes lo tienen difícil en todas partes y no sólo en México.

Invitada estrella: Herta Müller

Herta Müller es una excepción. La autora nacida en Rumania, que escribe principalmente sobre los años de persecución bajo el régimen de Ceaucescu, ya había sido traducida al español antes de ganar el Premio Nobel de Literatura en 2009 y goza de una sorprendente popularidad en América Latina. Como escritora alemana, Müller es la invitada estrella y se ha convertido involuntariamente en representante del país y de todo el ámbito literario germano; un papel en el que se siente visiblemente incómoda.

Mario Vargas Llosa Literaturnobelpreisträger 2010 Flash-Galerie

Mario Vargas Llosa: otra visión literaria.

El primer fin de semana de la feria, la autora fue la estrella. Junto a Mario Vargas Llosa, quien  recibió el Nobel de Literatura un año después que ella, conversó sobre los cambios posteriores a la obtención del galardón y sobre su visión de la literatura. Müller y Vargas Llosa son dos mundos que no encajan. Mientras Vargas Llosa concibe la novela básicamente como una posibilidad de trascender la realidad mediante la fantasía, Müller  ve en la literatura un medio en que debe decirse la verdad, aunque duela. 1500 personas escucharon el debate entre ambos Premios Nobel en Guadalajara.

Autora: Sabine Kieselbach /Emilia Rojas

Editor: José Ospina Valencia

DW recomienda