1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

“Hay deficiencias en el pacto con Irán”

Es difícil no dejarse contagiar por el entusiasmo que ha causado el acuerdo en torno al programa nuclear iraní. No obstante, Olli Heinonen, exinspector del OIEA, recomienda contemplar con reservas el pacto en cuestión.

El ministro de Exteriores de Irán muestra en Viena un boceto del acuerdo que se firmaría poco después. (12.7.2015)

El ministro de Exteriores de Irán muestra en Viena un boceto del acuerdo que se firmaría poco después. (12.7.2015)

Deutsche Welle habló con Olli Heinonen sobre el acuerdo al que se llegó en Viena en torno al programa nuclear iraní. Este científico, adscrito al Centro Belfer de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, fue vice-director general y director del Departamento de Medidas de Seguridad del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) durante 27 años. Heinonen jugó un rol importante en el desmantelamiento de redes que propiciaban la proliferación de dispositivos atómicos, como la del científico pakistaní A. Q. Khan.

Deutsche Welle: ¿Constituye el acuerdo en torno al programa nuclear iraní un éxito para todas las partes involucradas en las negociaciones?

Olli Heinonen fue vice-director general y director del Departamento de Medidas de Seguridad del OIEA.

Olli Heinonen fue vice-director general y director del Departamento de Medidas de Seguridad del OIEA.

Olli Heinonen: Creo que en ese pacto hay elementos que facilitan el acceso del OIEA a las instalaciones nucleares persas conocidas y que nos proporcionan la certeza de que Irán no empleará su capacidad atómica con fines militares. Pero también hay deficiencias en el tratado: el proceso previsto para la toma de decisiones es demasiado largo y lo relacionado con el acceso a las instalaciones nucleares aún no declaradas es problemático. Me sorprendió que Irán se comprometiera a ratificar el Protocolo Suplementario en algunos años y no ahora…

Ese protocolo le exige al Estado bajo inspección que declare sus actividades nucleares y le garantice al OIEA un acceso casi irrestricto a sus instalaciones atómicas. ¿Por qué se aprobó el pacto sin el protocolo?

Esas fueron las mejores condiciones que se pudieron negociar. No obstante, cabe preguntarse si el pacto fue aprobado demasiado temprano. Nadie aparte de los negociadores conoce la atmósfera en la que tuvieron lugar las conversaciones o las razones que llevaron a hacer una concesión u otra. Lo cierto es que se firmó un acuerdo con un Estado que no cumple sus deberes en materia de seguridad y eso va a tener influencia sobre la región y sobre futuros casos de proliferación de armas atómicas.

¿Qué significa la expresión “acceso dirigido” en relación con ciertas instalaciones militares iraníes? ¿Significa que el OIEA sólo podrá inspeccionar lo que Irán desee mostrarles, tal como ocurrió en el pasado?

Empecemos aclarando que todas las inspecciones del OIEA son guiadas; uno no puede pasearse libremente por una central atómica. El OIEA sólo tiene acceso a los llamados “puntos de medición claves”. El término “acceso dirigido” es un procedimiento especial que sólo se realiza cuando se efectúan los recorridos adicionales descritos en el Protocolo Suplementario. La noción de “acceso dirigido” permite que ciertas partes de la instalación nuclear sean protegidas para evitar el develamiento de informaciones secretas.

A mí lo que me inquieta del acuerdo es el tono con que se le exige al OIEA que justifique exhaustivamente sus solicitudes para inspeccionar las instalaciones nucleares persas. Supongamos que los servicios secretos le informan al OIEA que en una instalación iraní no declarada se registran actividades dignas de ser investigadas; no estoy seguro de que lo más indicado sea informar de antemano a las autoridades iraníes sobre las razones por las cuales es necesario inspeccionar la central atómica en cuestión. Eso le daría la oportunidad a Irán de suspender las actividades aludidas. Eso va a perjudicar la credibilidad de algunas inspecciones.

DW recomienda