Hamás: Israel acepta condiciones o habrá guerra de desgaste | El Mundo | DW | 16.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hamás: Israel acepta condiciones o habrá guerra de desgaste

Portavoz del movimiento que gobierna la Franja de Gaza lanzó la advertencia, de cara a unas negociaciones que no parecen tener mucho futuro.

Este domingo 17 de agosto se reanudarán las conversaciones de paz entre representantes palestinos e israelíes en El Cairo, con escasas esperanzas de que sea posible alcanzar un acuerdo de paz a largo plazo. Para Israel, eso sería una opción “si se garantizan todos los derechos y seguridad” del país. Para ello, desde su perspectiva, Hamás y el resto de las milicias deben desarmarse.

Como respuesta, Hamás exige el fin del bloqueo que impone Israel al enclave y la liberación de prisioneros. El portavoz de Hamás, Osama Hamdan, dijo en una entrevista este sábado (16.08.2014) que “Israel tiene dos opciones: o aceptar nuestras condiciones o prepararse para una guerra de desgaste”. Hamdan añadió que las ofertas realizadas a la delegación palestina no se ajustan a las aspiraciones del pueblo.

Pese a estos aparentes malos augurios, el representante de Al Fatah, Azam al Ahmad, viajará a El Cairo con una visión más optimista, a juzgar por las declaraciones realizadas por fuentes de la delegación citadas por la agencia EFE. “Las reuniones comenzarán por la mañana y la perspectiva es buena. Podría haber buenos resultados a partir del lunes”, señalaron, teniendo presente que la tregua se ha respetado, lo que es una buena señal.

Hoja de ruta egipcia

Medios egipcios y palestinos dieron a conocer una hoja de ruta para un posible cese del fuego a largo plazo elaborada por los mediadores egipcios, quienes hacen de vínculo entre dos delegaciones que no se reúnen cara a cara. En ella se amplía la zona de pesca autorizada para los palestinos en el Mediterráneo y las fuerzas de la Autoridad Nacional Palestina de Mahmud Abbas son autorizadas a controlar la frontera con Israel.

Como contrapartida, Hamás debe comprometerse a dejar de cavar y utilizar túneles para tratar de infiltrarse en Israel. El Ejército israelí destruyó varias decenas de estos túneles durante la invasión a Gaza. La amenaza de los combatientes palestinos que podrían entrar por los túneles en territorio israelí fue uno de los detonantes de la ofensiva terrestre, que ha dejado casi 500.000 desplazados y cerca de 2.000 muertos, la mayoría de ellos civiles.

DZC (dpa, EFE, Reuters)