1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Hallan en Guerrero 10 cadáveres y 11 cabezas humanas en fosas

Autoridades del sureño estado mexicano de Guerrero, donde desaparecieron 43 estudiantes el 26 de septiembre pasado, hallaron seis fosas clandestinas con 10 cadáveres y 11 cabezas humanas, informó la Fiscalía local.

Fosa común en cementerio de Iguala. (Archivo).

Fosa común en cementerio de Iguala. (Archivo).

Las tumbas clandestinas fueron ubicadas el martes en la comunidad de Tepehuixco, municipio de Chilapa de Álvarez, y la mayoría de cadáveres presentan huellas de tortura, según un boletín de prensa difundido en las últimas horas.

Chilapa de Álvarez es un municipio cercano a Chilpancingo, la capital del estado de Guerrero, de donde desaparecieron 43 estudiantes de la escuela del magisterio de Ayotzinapa a manos de autoridades corruptas y el cártel Guerreros Unidos. Por el momento no se cuenta con información acerca de si se trata de los restos de los estudiantes desaparecidos.

Padres continúan con la búsqueda

En las dos primeras fosas fueron encontrados cuatro cadáveres, en la tercera los restos de una persona envueltos en una bolsa plástica, en la cuarta cuatro cuerpos y en la quinta otro cadáver.

Casi todos los cadáveres tenían atadas las manos y presentaban huellas de haber sido torturados. "En la primera bolsa había tres cabezas humanas; en la segunda, otras dos cabezas; en la tercera, tres testas más y en la cuarta, otras tres", informó la Fiscalía de Guerrero, que no aclara si las cabezas corresponden a esos u otros cadáveres. En la última fosa las autoridades encontraron cuatro bolsas negras de plástico sobre cuyo contenido no se dan más detalles.

Los restos de uno de los alumnos desaparecidos en la ciudad de Iguala fueron identificados por forenses de Austria y Argentina entres los que la Fiscalía encontró de un vertedero del municipio de Cocula.

En dicho lugar de este municipio vecino a Iguala tres integrantes de Guerreros Unidos capturados afirman que asesinaron e incineraron a los jóvenes. Los padres de los estudiantes desaparecidos aún continúan en su búsqueda.

CP (efe, dpa)