1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Hallan arma de Nisman en casa de su madre

El hallazgo de un arma del fallecido fiscal argentino Alberto Nisman en la casa de su madre sacudió la investigación sobre su muerte.

La madre del fiscal, Sara Garfunkel, declaró el martes ante la fiscal Vivian Fein que a principios de abril halló en la baulera (trastero) de su vivienda un arma que había dejado Nisman en un sobre, por lo que se ordenó un allanamiento a su casa y se encontró la pistola calibre 22.

"Para mí esto cambia todo, cambia el escenario obviamente, pero quiero ser prudente al respecto", advirtió la jueza Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Nisman. Arroyo Salgado aseguró que el fiscal "nunca tuvo un arma" en el hogar mientras convivieron, aunque reconoció que en la investigación surgió que tenía dos armas registradas a su nombre.

"Cosas muy raras"

La fiscal del caso aseguró en tanto que el hallazgo del arma "no modifica nada" la investigación de su muerte. "Van a hacerse las pericias de rigor, pero no modifica nada, porque tenemos que seguir investigando qué es lo que le ocurrió al doctor Nisman: si fue un suicidio, si fue un homicidio o una muerte inducida", declaró Fein a radio Vorterix de Buenos Aires.

Desde el Gobierno, el jefe de ministros, Aníbal Fernández, incrementó la polémica al asegurar que hay "cosas muy raras" respecto a la madre de Nisman, como el hecho de que cuando aún no había sido enterrado fuera a sacar cosas de la caja de seguridad del fiscal o que no informase antes de la existencia del arma. "¿Y si en la caja había una carta suicida o si había elementos que daban cuenta de que hay acreedores o deudores por los cuales motivar la situación en la que se encuentra el fiscal?", se preguntó el jefe de ministros, durante su encuentro diario con los medios.

Además, Fernández opinó que el allanamiento en el domicilio de Sara Garfunkel debería haberse realizado antes. El jefe de ministros ya había sido centro de las miradas ayer, cuando acusó a la exmujer de Nisman de poner trabas a la investigación y de buscar instalar la hipótesis del homicidio para pedirle responsabilidades al Gobierno o para cobrar seguros.

"No hay plata en el mundo que lo reemplace"

Arroyo Salgado, por su parte, consideró "muy triste" que se diga que persigue una posible indemnización y recordó que sus hijas han perdido a su padre y "no hay plata en el mundo que lo reemplace".

Nisman murió el 18 de enero de un disparo en la cabeza en el baño de su departamento en el barrio porteño de Puerto Madero. Ocurrió cuatro días después de que el fiscal especial de la causa que investiga el ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) denunció a la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y su canciller, Héctor Timerman, por supuesto encubrimiento de los iraníes acusados por el atentado al centro comunitario judío de Buenos Aires que en 1994 dejó 85 muertos.

La denuncia fue desestimada en dos oportunidades por distintas instancias judiciales y ahora debe ser revisada por la Cámara Federal de Casación Penal.

RML (dpa, efe)