1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Halladas las huellas de un sospechoso de atentados de París

Se trata de Salah Abdeslam, de nacionalidad francesa, que residió en Bruselas antes de los atentados. Se hace así más sólida la sospecha de que participó en los atentados de París.

Las huellas dactilares de Salah Abdeslam, uno de los sospechosos de los atentados terroristas del 13 de noviembre en París que continúa huído, fueron encontradas en un apartamento registrado por la policía en Bélgica. Así lo informó hoy (18.03.2016) la Fiscalía, que añadió que "la investigación continua de manera activa, de día y de noche" y que no es posible dar más precisiones en este momento "para no dañar la investigación".

Abdeslam, de 26 años, está acusado de participar junto a su hermano y otros extremistas en los atentados contra el estadio de fútbol Stade de France, la sala de música Bataclán y varios restaurantes y bares de la capital francesa en los que murieron 130 personas el pasado mes de noviembre. Sus huellas dactilares fueron halladas en el distrito de Forest, en el sur de Bruselas, donde varios hombres armados abrieron fuego el pasado martes contra efectivos de la Policía durante una redada. El sospechoso, de nacionalidad francesa, vivió en Bruselas antes del atentado. Algunos medios de comunicación apuntaron que podría haber huido a Siria después de los ataques. La redada del martes estaba relacionada con los atentados de París, pero, según afirmaron los fiscales, no se dirigía directamente contra Abdeslam.

Durante la operación, cuatro policías resultaron heridos. Un argelino de 35 años, armado con un rifle Kalashnikov, fue posteriormente abatido. Se trata de Mohammed Belkaid, quien estaba de manera irregular en Bélgica y había cometido un robo menor en 2014. Además del fusil de asalto hallado junto a su cuerpo, se encontró un libro sobre salafismo, además de munición y una bandera del Estado Islámico.

Una bandera del Estado Islámico

Otros dos sospechosos lograron escapar. La cadena de televisión RTBF informó de que es "más que probable" que uno de los que huyera fuera el propio Salah Abdeslam. Los investigadores descubrieron una bandera del Estado Islámico y grandes cantidades de munición en el apartamento. Los investigadores habían establecido un vínculo posible entre el apartamento de Forest y un lugar que servía de escondite en la localidad belga de Charleroi, en el sur del país, ocupado por uno de los comandos de París justo antes de su marcha hacia Francia.

En Charleroi, la policía encontró trazas de ADN de Chakib Akrouh, uno de los kamikazes del apartamento de St-Denis, cinco días después de los atentados de París, así como las huellas digitales de Abdelhamid Abaaoud, considerado uno de los organizadores de los ataques y que murió en el mismo asalto, así como de Salah Abdeslam. También se encontraron huellas de Abdeslam en un registro llevado a cabo el pasado 10 de diciembre en una vivienda en el distrito bruselense de Schaerbeek.

MS (dpa/efe)

DW recomienda