1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Hacker habría logrado manipular avión en pleno vuelo

Según el FBI, el pirata informático estadounidense Chris Roberts habría logrado asumir el control a distancia de un avión Boeing. La constructora aeronáutica estadounidense niega el hecho.

Boeing 737

Boeing 737

Según la revista alemana Der Spiegel, Chris Roberts, experto en seguridad, habría logrado incluso obtener el comando sobre las turbinas de un avión y se lo habría confesado a investigadores del FBI. Spiegel cita un documento del mismo FBI publicado por los canales de televisión CNN y el canadiense APTN.

Roberts ha sido interrogado por el FBI desde el comienzo de este año unas tres veces, una involuntariamente, agrega la revista alemana. En las dos primeras ocasiones Roberts quiso hacerle caer en cuenta a los funcionarios los riesgos del sistema digital de un Boeing. La tercera reunión tuvo lugar porque fue abordado por la policía en el aeropuerto de Siracusa, Estados Unidos, porque había mandado un trino en el que decía estar “jugando” con un 737/800, un tipo de avión de Boeing.

En dicho interrogatorio Christian Roberts reconoció que iba a activar la caída de las máscaras de oxígeno en la cabina de pasajeros. Ahora se sabe que existe un declaración juramentada de un funcionario del FBI, entregada para fundamentar una orden jurídica de allanamiento, en la que quedó registrado que Roberts irrumpió, por lo menos una vez, en el computador de un avión ordenándole aumentar la altura, lo que ocasionó que la nave se saliera de su curso.

¿Un peligro para la seguridad pública?

Christian Roberts mismo se considera “un luchador por una buena causa”. Su especialidad: encontrar riesgos de seguridad en computadores de las cabinas de pilotaje. Roberts mismo ha contado a medios que como pasajero ha logrado conectarse a los sistemas de distribución del combustible, las turbinas y las informaciones del manejo del vuelo.

Boeing, por su parte, considera una incursión pirata a los sistemas internos de sus aviones como algo “imposible”, ya que, según el constructor, “la entrada a dichos sistemas requiere el permiso del piloto”.

JOV (Spiegel, CNN)