1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

¿Hacia dónde lleva la ola de nacionalizaciones en Venezuela?

La empresa arrocera del Grupo Cargill fue estatizada este mes; ahora el anuncio de proseguir con la estatización del Banco de Venezuela. ¿Hacia dónde lleva esta ola a la economía venezolana?

Accompanied by one of his grandsons, Venezuela's President Hugo Chavez waves to supporters at the balcony of Miraflores presidential palace after official results on Sunday's referendum were released in Caracas, Sunday, Feb. 15, 2009. Venezuela's elections chief said Chavez won the referendum to eliminate term limits, paving the way for him to run again in 2012, with 94 percent of the vote counted, 54 percent have backed the president's proposal. (AP Photo/Fernando Llano

El presidente venezolano, Hugo Chávez, después del referéndum del 15 de febrero

El presidente Hugo Chávez confirmó el jueves (19.03) su decisión de estatizar el Banco de Venezuela, filial local del grupo financiero español Santander. Chávez -que en el 2007 inició una ola de nacionalizaciones en sectores estratégicos de la economía como el petróleo, las telecomunicaciones y la electricidad- ha asegurado que la crisis mundial no detendrá su "revolución socialista".

Venezuela Spanien Wirtschaft Banken Logo Banco Santander

Banco de Venezuela, filial del grupo español Santander

"No, nada para atrás. Hoy hemos retomado el tema, anuncio la nacionalización del Banco de Venezuela para darle más fuerza al sistema bancario público nacional", aseveró el mandatario –sin dar más detalles- durante un consejo de ministros transmitido por la televisión estatal.

Según informa la agencia Reuters, fuentes del Gobierno y del banco informaron hace unas semanas que la operación se había aplazado por este año debido a la situación financiera, aunque confirmaron que seguía existiendo interés y que el Estado se reservaba la prioridad de compra. Preguntada por las recientes declaraciones del presidente venezolano, la oficina de comunicación del Grupo Santander respondió a DW-WORLD que “no tienen nada que decir al respecto”.

¿Estatizar para impulsar la economía nacional?

La estatización del Banco de Venezuela, tendría según el mandatario venezolano, el fin de “poder impulsar mucho más las políticas del desarrollo económico y del desarrollo social con esa bola de billete que tienen los bancos privados que manejan recursos superiores al presupuesto nacional".

Con argumentos similares estatizó este mes una arrocera del gigante alimentario estadounidense Cargill; amenaza también con tomar Empresas Polar, el mayor grupo privado y principal productor de alimentos del país. Chávez acusa a estas empresas de haber suspendido la producción con el fin expreso de desabastecer el mercado y de “burlarse del pueblo y del gobierno revolucionario”. La Asociación Venezolana de Molinos de Arroz desmiente las acusaciones; líderes empresariales explican el desabastecimiento con el estricto control de precios, que –en parte- están por debajo del precio de producción.

¿Aporte al desarrollo?

Al respecto, el catedrático Federico Foders, investigador del Instituto para Economía Mundial de Kiel y especialista en políticas económicas de desarrollo en América Latina, comentó a DW-WORLD: "El gobierno venezolano continúa con su política de nacionalizaciones de empresas de capital venezolano y extranjero. Esta política podría justificarse aludiendo a sospechas de que las empresas afectadas hayan estado explotando las riquezas del país y retirando ganancias con el fin de invertirlas en el extranjero en vez de invertirlas en Venezuela. Si bien el gobierno puede haber tenido sospechas, no hay ninguna prueba concreta de que las empresas nacionalizadas fueran nocivas para el país. Posiblemente se las podría criticar por no estar dispuestas a colaborar con el Gobierno, pero no creo que haya habido razón suficiente para que Venezuela actúe de este modo“.

Dado el papel fundamental del sector bancario en la economía de mercado, esta medida se ve más bien como una desventaja para el sector empresarial, que pierde acceso al crédito. “Por lo tanto“, analiza Foders, "podría interpretarse esta política como un paso más hacia una economía estatal, socializada. Considerando que el fruto de esta política ha sido el crecimiento de la pobreza en Venezuela, temo que este paso debilitará la economía venezolana. Y que la pobreza aumentará más aún".

Autora: Mirra Banchón

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda