Guerrilla liberará a alemanes secuestrados en Colombia | América Latina | DW | 07.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Guerrilla liberará a alemanes secuestrados en Colombia

El presidente Juan Manuel Santos informó que en la tarde del jueves comenzó el proceso. "Lo importante es que estén libres a la brevedad", dijo.

Llevan más de cuatro meses secuestrados. Son dos hermanos alemanes, jubilados, que disfrutaban recorriendo América Latina en un vehículo todo terreno y que tuvieron la mala fortuna de cruzarse en el camino del Ejército de Liberación Nacional (ELN), la segunda guerrilla más grande de Colombia el 3 de noviembre pasado. Entonces fueron acusados de espionaje por los paramilitares.

La pesadilla podría llegar a su fin en las próximas horas, según lo anunciado por el presidente Juan Manuel Santos, quien informó que en la tarde del jueves (07.03.2013) comenzó una operación humanitaria que buscará la liberación de los hermanos Uwe y Günter Breuer, de 69 y 72 años, respectivamente.

"Está en proceso la liberación de los ciudadanos alemanes aquí en (el departamento de) Norte de Santander", dijo Santos durante una visita a la ciudad de Cúcuta, cerca de la frontera con Venezuela. El mandatario dijo que una misión humanitaria formada por el ex ministro Horacio Serpa, el ex jefe del Ministerio Público Jaime Bernal y delegados del Comité Internacional de la Cruz Roja partió hacia algún lugar del norte de Santander para recibir a los rehenes. “Lo importante es que estén libres a la brevedad”, añadió.

Viven en Hesse y Baviera

El secuestro ocurrió el 3 de noviembre de 2012 en la región montañosa de Catatumbo, al norte de Santander. En Colombia nadie sabía de ellos hasta que los mismos guerrilleros del ELN anunciaron que los tenían capturados, aunque ahora las autoridades dicen que estaban al tanto del secuestro gracias a que Alemania informó que sus ciudadanos no habían regresado a Europa.

En esa oportunidad, los rebeldes dijeron que los alemanes eran “espías” e incluso deslizaron amenazas de ajusticiarlos si nadie demostraba que no estaban en Colombia en misión militar. Según la investigación policial, los guerrilleros del frente nororiental, liderados por un sujeto de alias “Camarote”, confundieron a los jubilados con trabajadores extranjeros de Ecopetrol.

La policía clombiana logró reconstruir los últimos movimientos de los ciudadanos alemanes, oriundos de pequeñas localidades de Hesse y Baviera. La última vez que se pudieron comunicar con sus familias fue a fines de octubre, cuando anunciaron encontrarse en Colombia. La falta de comunicación hizo saltar las alarmas entre sus cercanos.

El diario “El Tiempo” consiguió hablar con un familiar de los secuestrados, quien reveló que este viaje era un sueño largamente acariciado por los hermanos y que la esposa de Günther Breuer se ha visto particularmente afectada por la situación. “La atormenta mucho ya no poder imaginarse a su esposo disfrutando de un viaje soñado, sino amarrado y cautivo por gente de quien nada conoce, a quien nada les debe”, dijo.

DZC (El Tiempo, dpa)

DW recomienda