Guatemala: Ríos Montt niega responsabilidad en genocidio | América Latina | DW | 09.05.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Guatemala: Ríos Montt niega responsabilidad en genocidio

El ex dictador guatemalteco José Efraín Ríos Montt rechazó las acusaciones de genocidio y delitos por deberes a la humanidad al ofrecer su declaración ante el tribunal que lleva el proceso a su fase final.

"Nunca autoricé, nunca firmé, nunca propuse, nunca ordené que se atentara contra raza, etnia o religión alguna", dijo el ex jefe de Estado de Facto (1982-1983) ante el Tribunal A de Mayor Riesgo. "No quise hacer un Estado facista ni nada por el estilo; quise un país con identidad", dijo en otra parte de su declaración.

Mientras, la sociedad civil y el sector indígena de Guatemala aguardan con amplias expectativas el resultado del juicio por genocidio y delitos contra deberes a la humanidad contra el ex dictador Efraín Ríos Montt y su ex jefe de servicios de inteligencia José Mauricio Rodríguez, en plena fase final. "Es un reto al sistema de justicia, el más importante en la historia del país, es un reto al país, para garantizar un modelo de reconciliación, con base a verdad y la justicia", dijo a dpa el diputado indígena Amílcar Pop, uno de los pocos mayas en el Congreso de 158 escaños.

Expectativas

Pop indicó que confía en una "sentencia que responda con coherencia en la lógica de la transición, de una sociedad en conflicto a una sociedad en paz". Advirtió que existen "deudas históricas", por lo que dijo esperar que el sistema logre dictar una sentencia "coherente".

Mario Itzep, coordinador del Observatorio Maya, opinó que la etapa a la que llegó el juicio "es algo histórico y, ahora, hay expectativa del pueblo de Guatemala y se recupera la confianza en el sistema de justicia", por una administración "transparente". Itzep recordó que la semana pasada, por las diferentes acciones legales de la defensa para detener o suspender el proceso, "creímos que se iba a caer; sin embargo, ahora hay una luz para Guatemala y para el mundo, porque es un caso de genocidio".

"No es sólo un caso para Guatemala, sino para el mundo. Recordamos que ya se dio con (Augusto) Pinochet en Chile, y en Guatemala es un proceso de 36 años de guerra. Hay militares implicados en atrocidades contra la población civil y deben rendir cuentas", añadió.

Conclusiones

El "histórico juicio" entró en su segundo día de conclusiones, pues el Tribunal A de Mayor Riesgo, que lo lleva adelante, prescindió el miércoles de los testigos de la defensa por considerar que ésta tuvo el tiempo suficiente para presentarlos y no lo hizo, pese a un amparo otorgado por la Corte de Constitucionalidad (CC).

Este día se continuó con la presentación de las conclusiones de las partes procesales y el turno por la mañana correspondió a los querellantes adhesivos: la Asociación para la Justicia y Reconciliación (AJR) y el Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (Caldh); posteriormente se escuchó a la defensa de los militares.

El Tribunal dio a las partes involucradas dos horas para que emitan sus conclusiones. La representación de AJR pidió al Tribunal que se dicte una sentencia que cumpla con los estándares mínimos del derecho internacional, que además revindique la memoria histórica del país. El miércoles, el Ministerio Público (MP) pidió una condena de 75 años de prisión contra los acusados.

Ríos Montt y Rodríguez son acusados por la muerte de 1.771 indígenas de la etnia ixil, de los cuales, según la Fiscalía, el 38 por ciento eran menores de edad. Los hechos ocurrieron en el departamento montañoso de Quiché (Norte) en los años 1982 y 1983 cuando Ríos Montt era jefe de Estado de facto.

rml (dpa, diarios)