1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Guatemala: juicio por el asalto a la empbajada española en 1980, visto para sentencia

En el incidente murió el padre de la premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú. El único acusado dirigía el comando de la policía que provocó el fuego trasla toma del edificio por campesinos guatemaltecos.

La fiscalía pidió hoy una pena de 1.170 años de prisión para un ex jefe de policía acusado de ordenar la violenta toma de la embajada de España en 1980, donde murieron 37 personas, incluyendo el cónsul y dos diplomáticos españoles y el padre de la Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú.

El único acusado es Pedro García Arredondo, quien dirigía el temido Comando Seis de la extinta Policía Nacional y cuyos hombres encabezaron la acción en la sede diplomática el 31 de enero de 1980. García alega ser inocente.

El ministerio público argumentó que el asalto fue cometido con "planificación" y "coordinación" por parte del comando de la PN a cargo de García Arredondo. La masacre se produjo cuando las fuerzas de seguridad del régimen militar del general y presidente entonces de Guatemala, Fernando Romeo Lucas García (1924-2006), asaltaron la embajada española, después de que fuera ocupada por campesinos guatemaltecos.

Pide por cada víctima, 30 años de condena

El juicio entró este lunes en su fase de conclusiones y la fiscal Hilda Pineda pidió la pena de 30 años de prisión por cada víctima. Además, solicitó una pena similar por dos intentos de homicidio en hechos posteriores, incluido el que afectó al embajador español, Máximo Cajal, quien sobrevivió a los hechos. También sobrevivió un campesino, pero fue secuestrado de un hospital y asesinado días después.

"En su posición de jefe del Comando Seis de la PN, García Arredondo fue partícipe en grado de autor del asesinato de las 37 víctimas, quienes se encontraban en total indefensión", alegó Pineda, para quien la acción policial no fue "un accidente" sino un hecho con características de "operación de inteligencia".

El próximo 31 de enero se cumplirán 35 años del suceso. Se espera que el Tribunal B de Mayor Riesgo emita su sentencia tras escuchar los alegatos finales de las partes procesales. En el debate también participa Menchú como querellante adhesiva. La premio Nobel se había querellado originalmente contra militares que ejercían el poder en Guatemala en esos años, ya fallecidos. Se encuentra prófugo el entonces ministro de Gobernación (Interior), Donaldo Álvarez, un civil.

LGC (dpa / EFE)