Guatemala: inicio inminente de un plan contra la grave sequía | América Latina | DW | 31.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Guatemala: inicio inminente de un plan contra la grave sequía

Para enfrentar el "estado de calamidad" decretado por el Gobierno guatemalteco en varias zonas del país, el lunes (01.09.2014) se inicia un plan de emergencia para atender a las 236.000 familias daminificadas.

La vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, a cargo de la coordinación del plan, informó que mañana lunes (01.09.2014) se iniciará la primera entrega de raciones de alimentos a 28.000 familias en municipios priorizados del "corredor seco", en los orientales departamentos de Zacapa, Santa Rosa, Chiquimula y Jutiapa, los dos últimos fronterizos con Honduras y El Salvador, otros dos países afectados por la sequía.

Baldetti informó durante una gira de trabajo que Brasil, Venezuela y República Dominicana fueron los primeros países que respondieron al llamado que la semana pasada hizo el Gobierno guatemalteco. Guatemala decretó la semana pasada un estado de calamidad en los departamentos afectados, a fin de agilizar la atención a las comunidades en situación vulnerable. En un mensaje a la nación, el mandatario guatemalteco, Otto Pérez Molina, llamó a la unidad de los guatemaltecos y a la solidaridad ante el "desastre" alimentario en las áreas afectadas. El último dato oficial, según la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional, es de 236.000 familias que sufrirán el impacto de la falta de alimentos por la pérdida parcial o total de sus cultivos de autoconsumo.

Se prevé que la sequía siga provocando escasez de alimentos en los próximos meses.

Se prevé que la sequía siga provocando escasez de alimentos en los próximos meses.

Definir las necesidades de los afectados

La vicepresidenta informó que el martes se celebrará la primera reunión de una mesa técnica propuesta por los representantes de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo, que se encargará de definir las necesidades que enfrenta la población afectada. De acuerdo con la planificación del Gobierno, en las regiones restantes del país las entregas de alimentos se iniciarán a partir de octubre, ya que en ellas aún hay reservas de cosechas anteriores para que la población afectada subsista durante septiembre.

El Gobierno ha estimado una necesidad de 1,5 millones de quintales de alimento para atender la escasez durante los próximos seis meses. Para ello, cuenta con una disponibilidad de 23,5 millones de dólares identificados en los presupuestos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación y de la Secretaría de Seguridad Alimentaria. No obstante, el Observatorio del Derecho a la Alimentación y Nutrición, que agrupa a varias universidades y organizaciones no gubernamentales, advirtió que la sequía provocará escasez de alimentos en el país durante unos nueve meses, a partir de octubre.

MS (dpa/efe)

DW recomienda