Guardiola pide la marcha de Piqué para renovar con el Barça, según Telemadrid | Deportes | DW | 12.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Guardiola pide la marcha de Piqué para renovar con el Barça, según Telemadrid

Según la televisora "Telemadrid", Josep Guardiola, técnico del Barcelona, pidió la marcha del defensa Gerard Piqué como condición para firmar la renovaciónde su contrato, algo a lo que el club no habría accedido.

Josep Guardiola y Gerard Pique.

Josep Guardiola y Gerard Pique.

Según explicó la cadena de televisión, las relaciones entre Guardiola y Piqué se deterioraron hasta tal punto de que el técnico azulgrana pidió recientemente el despido del central, uno de los jugadores más carismáticos del equipo.

La información añadió que los dirigentes del club se negaron a conceder a Guardiola tal requisito, motivo por el cual el técnico habría decidido no renovar su contrato. Además, "Telemadrid" afirmó que el club que preside Sandro Rosell ya está trabajando para buscar el sustituto de Guardiola y el danés Michael Laudrup, antiguo jugador de Barcelona y Real Madrid, "es el favorito" de los dirigentes catalanes.

Messi: "Guardiola es más importante que yo"

Por su parte, el astro argentino Lionel Messi mostró su perfil más modesto al afirmar que Josep Guardiola, su técnico en el Barcelona, "es más importante" que él mismo en los éxitos del equipo. "Pep es más importante para el Barça que yo. Desde que llegó lo cambió todo. Para mí es fundamental Guardiola en todo el proyecto. Esperemos que siga con nosotros, él es el que decide. Sería muy difícil seguir sin él", declaró en relación a las dudas sobre la continuidad del entrenador.

Messi compareció en un acto promocional en el que repasó toda la actualidad del Barcelona y su excepcional momento de forma. "Mis tantos son lo de menos. Si llegan, bienvenidos sean, pero estoy muy contento por cómo nos están saliendo las cosas. Lo que siempre miramos es lo colectivo, sin ellos todo lo que he conseguido yo no hubiera sido posible", explicó.

A sus 24 años, el jugador argentino está a cinco goles de convertirse en el máximo goleador de la historia del Barcelona. "No era mi objetivo alcanzar a César (goleador histórico del club) esta temporada. Estoy muy cerquita, quedan muchos partidos, pero no me pongo una fecha para poder conseguirlo", manifestó. Messi comenzó el año con algunas críticas por un supuesto bajón en su rendimiento, pero el jugador siempre estuvo "tranquilo", como aseguró, a pesar de los comentarios. "Se hablaban muchas cosas, de que no estaba en mi mejor momento... Como dije estoy más allá de cuando se habla bien o mal. Estaba tranquilo, tenía la confianza de mis compañeros y del entrenador", destacó.

Sobre la Liga española, el delantero argentino reconoció que la distancia de diez puntos que lleva el Real Madrid es muy difícil de remontar. "A todos nos gustaría estar más cerca o estar primeros. La Liga se dio así, nos toca estar abajo, tener una diferencia importante, pero tenemos que seguir de esta manera, intentando ganar lo que queda, y si tenemos una oportunidad de estar más cerca mejor. Todavía quedan cosas importantes de jugar", opinó.  Y añadió: "Por nuestro bien tenemos que seguir con esta mentalidad. La Liga está complicada. Cada vez quedan menos partidos y el Madrid no pierde, pero tenemos que ganar todos los que nos quedan. Hoy por hoy está difícil, es la realidad".

Lionel Messi, con tres balones de oro de la FIFA 2011.

Lionel Messi, con tres balones de oro de la FIFA 2011.

"Nos perjudicó a todos hablar tanto de los árbitros"

En cuanto a las últimas polémicas arbitrales, Messi fue contundente: "Me parece que en los últimos tiempos se les puso las cosas muy difíciles, continuamente se está hablando de ellos, todos los días en los periódicos, en las teles, ya es difícil su trabajo y mucho más con toda la presión desde el Madrid y del Barcelona". El argentino abogó por recuperar la línea tradicional del Barcelona en la "era Guardiola". "Nos perjudicó a todos hablar tanto de los árbitros. Hace años que intentamos hacer bien las cosas dentro de la cancha, con nuestro juego. Si estamos a diez puntos es porque dejamos escapar muchos y el Madrid está muy fuerte y no pierde. Hay que verlo así y ya está".

Más complacido se mostró al hablar de su reciente "repóker" de goles ante el Bayer Leverkusen y todo lo que dijeron otros futbolistas de él. "Me da mucha felicidad cuando me lo contaron. Eso es lo más lindo, que compañeros de otros equipos hablen de esa manera de mí es lo más lindo. Se lo agradezco, me hace poner muy contento", dijo al recordarle que el inglés Wayne Rooney afirmó que Messi era el mejor de la historia.

La "Pulga" se mantuvo fiel a su discurso de situar al colectivo por encima de los éxitos personales: "Conseguir títulos a nivel de equipo es lo que luego te lleva premios personales. Después, si se da el Pichichi, Bota de Oro, es lo de menos". Y también habló del debate sobre su papel en la historia del fútbol y cómo querría que fuera recordado. "Me gustaría que me definieran como una persona normal, lo que soy. Hago mi trabajo dentro de la cancha y luego vivo una vida normal, cerca de mi gente, de la que me quiero rodear. Y nada más. Nada especial", comentó. "No juego ni para ser el mejor de la historia ni el mejor del momento. Juego para intentar hacer las cosas bien, para la gente y para mí. Me hace sentir bien cuando me salen las cosas como yo quiero. No tengo miedo de lo que se dice. Estoy más allá de eso para lo bueno y para lo malo. Intento hacer mi trabajo", concluyó.

Fuente: dpa

Editor: Rosa Muñoz Lima

DW recomienda