Guía para ser becario en Bayreuth | Música | DW | 08.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Música

Guía para ser becario en Bayreuth

¿Soñó siempre con cantar en la Colina Verde? ¿Se imagina empuñando la batuta en el abismo místico del Teatro de Festivales? Si tiene talento y menos de 35 años, puede ser becario en Bayreuth y hacer su sueño realidad.

Irene Rodríguez Cabezuelo y Cecilia Bercovich preparan ilusionadas su viaje a Bayreuth. Hace unos meses fueron seleccionadas por la Asociación Wagneriana de Madrid para ser becarias del Festival en el verano de 2013, bicentenario del nacimiento del compositor. Cecilia cumple un sueño viajando a la Colina Verde: “Yo ya era muy wagneriana antes del concurso, de hecho mi gato se llama Tristán”, relata la violista, quien piensa que su afición por Wagner se acentuará tras la experiencia.

La soprano Irene Rodríguez Cabezuelo cantará Amor, de los Brentano Lieder, de Richard Strauss, en el concierto de becarios del 9 de agosto.

La soprano Irene Rodríguez Cabezuelo cantará "Amor", de los Brentano Lieder, de Richard Strauss, en el concierto de becarios del 9 de agosto.

Los becarios se sumergen durante varios días en la febril actividad de Bayreuth en el mes de agosto. Acuden a una visita guiada por la ciudad, conferencias y varias óperas. La soprano Irene Rodríguez cree que ese será el momento más emocionante del viaje: “Ir al Festspielhaus será una gran experiencia para nosotras. Dicen que la acústica es maravillosa. Asistiremos a tres representaciones: Tannhäuser, Lohengrin y `El oro del Rin”, explica. Pero nada escomparable a la sensación de compartir escenario con antiguos becarios que actualmente son primeras figuras del Festival. Como homenaje al compositor alemán, el programa de becas de la Fundación Richard Wagner organiza el 9 de agosto un concierto en el que los jóvenes artistas actuarán junto a estrellas que actualmente triunfan en la Colina Verde, como Ricarda Merberth y Anja Kampe. “Va a ser una gran celebración de la música dentro del año Wagner en la ciudad en la que estableció su teatro”, señala Cecilia. Irene se considera “privilegiada por poder compartir escenario con antiguos becarios que ya cantan en el Festival”.

Una fundación con espíritu internacional

La idea de invitar a jóvenes artistas a Bayreuth partió del propio Richard Wagner. “Me haría usted un gran servicio si creara una fundación que permitiera disfrutar de las representaciones a aquellos que no tienen medios”, escribió el compositor a Friedrich von Schoen, amigo y protector de su familia. “La tarea más importante sería la de facilitar la entrada libre, así como gastos de viaje y alojamiento en caso necesario, para aquellos que, por su situación de pobreza, comparten el destino de tantos compatriotas alemanes”, dice Wagner en misiva posterior al mismo destinatario. Friedrich von Schoen se convirtió en 1882 en el primer director del programa de becas de la Fundación Richard Wagner.

La singular acústica del Teatro de Festivales de Bayreuth llama especialmente la atención de Irene Rodríguez.

La singular acústica del Teatro de Festivales de Bayreuth llama especialmente la atención de la joven soprano Irene Rodríguez.

Actualmente desempeña ese cargo Stefan Specht, que reconoce que, aunque la institución tiene un espíritu internacional, hasta ahora han sido muy pocos los participantes de habla hispana: “Eso depende de las propuestas que nos llegan de las asociaciones de los distintos países. Este año nos alegramos de tener dos artistas españolas seleccionadas por la Asociación Wagneriana de Madrid. He de mencionar que en 2013 también recibimos a un becario cubano, el joven director Eduardo Rodríguez Díaz”. Specht reconoce que la fundación hace un esfuerzo para que la presencia internacional se incremente: “Los participantes no alemanes ya superan el 50% y trabajamos para que cada vez haya más”, dice Specht. El objetivo es reunir cada año a 250 cantantes, músicos y personal escénico menor de 35 años para que en el futuro colaboren con el Festival. “La experiencia que los jóvenes viven en Bayreuth cala de manera inmediata y profunda en sus vidas artísticas”, asegura Specht. La reveladora lista de antiguos becarios corrobora sus palabras. En el programa de becas de la fundación han participado figuras tan prestigiosas como los directores Gerd Albrecht, Christoph Eschenbach y Christian Thielemann, y cantantes como Hildegard Behrens, Gundula Janowitch, Kurt Moll, Waltraud Meier, Petra Lang y Violeta Urmana.

Crecer como artista y como persona

Irene Rodríguez no era muy aficionada a Wagner antes de ser becaria en Bayreuth, pero cree que comenzará a serlo tras su paso por la Colina Verde. “Tras ser seleccionada, he conocido mejor al compositor. Compartir momentos con otros becarios, asistir a uno de los festivales de ópera más importantes del mundo y estar en la ciudad de Wagner me hará crecer como persona y como artista”, asegura Irene, que en el concierto del día 9 cantará “Amor”, de los Brentano Lieder, de Richard Strauss. “Es una pieza muy difícil para soprano ligera por sus agilidades y armonías”, explica la cantante, que hasta ahora nunca ha cantado Wagner “no porque no haya querido, sino porque para mi tipo de voz, soprano ligera o coloratura, no hay mucho donde elegir, excepto pequeños papeles, como el Pájaro del bosque, de “Sigfrido” o Woglinde, de “El oro del Rin”.

Cecilia Bercovich, por su parte, tocará un arreglo para viola realizado por ella misma de “O Du, mein holder Abendstern”, de Tannhäuser. Bercovich, que habitualmente toca tanto la viola como el violín, no sueña con ser instrumentista en el “abismo místico”, el singular foso de Bayreuth. Ella quiere dirigir allí “La valquiria”, su ópera favorita. “Respirar la atmósfera tan especial de Bayreuth me ayudará a entender mejor el arte”, asegura Cecilia, que reflejará su paso por el Festival en la página web demadridawagner.tumblr.com y en Facebook.

Autora: María Santacecilia
Editora: Emilia Rojas

DW recomienda