Grupo yihadista argelino decapita a rehén francés | El Mundo | DW | 24.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Grupo yihadista argelino decapita a rehén francés

Jund al Jilafa, grupo vinculado al Estado Islámico, secuestró a un turista galo el domingo y lo asesinó como “advertencia” al gobierno de Hollande.

Un video colgado en distintos sitios de internet este miércoles (24.09.2014) muestra la decapitación de Hervé Gourdel, un turista francés que fue secuestrado el domingo pasado en la ciudad argelina de Tizi Ouzou por milicianos del grupo Jund al Jilafa (Los soldados del califa), afiliado al Estado Islámico. La filmación, titulada “Mensaje de sangre para el gobierno francés”, muestra al rehén rodeado por cuatro hombres encapuchados.

Tras capturarlo el domingo, los radicales informaron el lunes que lo asesinarían si Francia no suspendía sus ataques en Irak y daba a París un plazo de 24 horas para acatar la orden. El video comienza con un clip del presidente François Hollande anunciando la participación de su país en los bombardeos. Luego se leen algunos discursos y posteriormente se ve a un yihadista sosteniendo la cabeza del ciudadano francés, cuyo cuerpo yace en el piso.

Gourdel, un guía de montaña de 55 años y originario de Niza, critica en la grabación a Hollande por haber “seguido” al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y se despide de los suyos. Acto seguido, uno de los yihadistas lee un comunicado donde dice que “Jund al Jilafa va a adorar a Alá matando a este sucio francés para el triunfo de la religión de Alá y para honrar las vidas que fueron asesinadas en Argelia, así como para apoyar a nuestro querido califato”, en referencia al EI.

Hollande confirma asesinato

La brutal ejecución fue confirmada desde Nueva York por Hollande, quien señaló que “nuestro compatriota ha sido cruel y vergonzosamente asesinado”, pero sostuvo que la determinación de Francia para combatir al extremismo islámico sigue incólume. En Francia, en tanto, Eric Grinda, un amigo de Gourdel, dijo que “ellos quieren encender las llamas del odio. Solo son capaces de asesinar a un hombre arrodillado y con sus manos atadas”.

Fuentes policiales argelinas informaron que unidades de paracaidistas de Argelia buscan el cadáver de Gourdel, así como a sus asesinos, en el macizo de Ouassif, cerca de la ciudad de Tizi Ouzou, donde fue secuestrado. Las autoridades de Argelia movilizaron a unos 1.500 soldados en las labores de búsqueda. Jund al Jilafa era un grupo vinculado a Al Qaeda que hace unas semanas declaró su lealtad al estado Islámico.

DZC (dpa, EFE, Reuters, Europa Press)