1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia y acreedores retoman negociación maratoniana sobre deuda

Grecia y sus acreedores retomaron hoy unas maratonianas negociaciones para intentar alcanzar un acuerdo sobre el paquete de reformas y recortes de Atenas de cara a la cumbre de líderes de la UE.

Pocas horas antes del inicio de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno que se celebra esta tarde y el viernes en Bruselas, los acreedores internacionales se volvieron a reunir este jueves (25.6.2015) con el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, para intentar lograr un acuerdo sobre las medidas de ahorro que deberá llevar a cabo el país heleno.

Las conversaciones se reanudaron en la Comisión Europea con la presidencia del presidente de esta institución, Jean-Cladude Juncker, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, y el jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijjselbloem. También participa en la ronda el presidente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), Klaus Regling.

Yanis Varufakis, ministro de Finanzas griego.

Yanis Varufakis, ministro de Finanzas griego.

Las objeciones de Grecia

A primera hora ya hubo conversaciones a nivel técnico entre expertos. La ronda de negociaciones del miércoles, que se prolongó durante siete horas, terminó sin resultados. "Estamos avanzando, pero aún quedan asuntos importantes por resolver", aseguró entonces el vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

Sin embargo, según un diplomático europeo sólo hubo un mínimo acercamiento y los griegos tienen objeciones a muchas de las exigencias de los acreedores, sobre todo en los recortes de las pensiones y las subidas de impuestos. "No sabemos siquiera si los griegos quieren un acuerdo", apuntó el diplomático en concidión de anonimato.

Según informaciones de la parte griega, sobre todo habría diferencias en torno al IVA. Los acreedores (la Comisión Europea, el FMI y el BCE) exigieron que se elevase el impuesto hasta el 23 por ciento para los restaurantes, algo que quiere evitar Grecia, que en gran parte vive del turismo. El FMI, por su parte, querría mayores recortes en las pensiones pero no una subida de los impuestos a las empresas.

"Programa de ayuda por la puerta de atrás"

Un funcionario del gobierno griego aseguró hoy que Atenas no puede aceptar la nueva propuesta presentada por los acreedores, ya que "transfiere el lastre (de la austeridad) a los asalariados y pensionistas de una forma socialmente injusta".

Durante las conversaciones, Tsipras habría pedido que las deudas se depositasen en el MEDE, algo que los acreedores rechazan. Según un diplomático comunitario esa propuesta se dejará en principio de lado. Para el ministro de Finanzas austriaco, Hans Jörg Schelling, dicha propuesta de reestructuración de la deuda sería como introducir "un tercer programa (de ayuda a Grecia) por la puerta de atrás".

El acuerdo sobre las reformas es condición indispensable para que se liberen los 7.200 millones de euros (8.100 millones de dólares) del último paquete de rescate a Grecia y se evite la bancarrota del país, que el próximo martes debe pagar 1.600 millones de euros al Fondo Monetario internacional.

Los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro volverán a reunirse a las 11:00 GMT en Bruselas, horas antes del inicio de la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea (UE) en la capital belga. El miércoles ya celebraron un encuentro que terminó apenas una hora y media después ante la falta de acuerdo de las partes.

CP (dpa, efe)