1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Grecia: un país en manos de tres familias

Los disturbios y vandalismo de los últimos días en Grecia no son para nada justificables, pero desvelan, de alguna manera que Grecia es una de las sociedades europeas más corruptas y desiguales.

default

Destrucción en Atenas.

Nepotismo por todas partes en Grecia

NRC Next, de Holanda: “Grecia tiene que superar el nepotismo para poder solucionar la crisis sustentablemente. La crisis griega está relacionada directamente con el primer ministro y el líder opositor.

En el último medio siglo Grecia ha sido gobernada durante 27 años sólo por dos familias los Karamanlis o los Papandreou. El tío del actual presidente ocupó la misma función entre 1955 y 1963 y entre 1974 y 1980. El padre y abuelo del líder opositor fueron presidentes en los años 60, 80 y 90 durante 13 años continuos.

Estas dos familias han influido decididamente en la política griega marcada por la corrupción y el nepotismo. No es una coincidencia que el único jefe de Gobierno que fue relativamente independiente fuera el socialdemócrata Simitis, quien gobernó entre 1996 y 2004, y a quien se le agradece los mayores progresos en la modernización de la economía y el sistema social griego”.

Un país en manos de tres familias

Le Monde, de París: Los disturbios en las grandes ciudades griegas muestran el desequilibrio de una sociedad. El partido socialista Pasok sufre de los mismos males que la derecha. Los políticos no han logrado construir un Estado de Derecho moderno. Son las mismas familias de siempre, los Karamanlis, los Mitsotakis y los Papandreou, los que han usufructuado durante décadas del caótico sistema actual.

La crisis financiera llegó a Grecia y los jóvenes tienen grandes dificultades de encontrar empleo. Sin disculpar la violencia de los últimos días, la crisis social la explica.

Abandono total de la juventud

Kölner Stadt-Anzeiger, de Colonia, Alemania: Tras la violencia destructora en Grecia no hay ninguna idea política ni ningún objetivo social, pero las causas de la erupción de la violencia en Grecia son políticas: estas radican en el abandono de décadas de las escuelas y universidades griegas, en la falta de políticas sociales para combatir el desempleo juvenil. Problemas que ningún Gobierno, desde el regreso de la democracia en 1974, ha tratado seriamente.”