1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Grecia - UE: dinero a cambio de promesas

El Gobierno griego promete nuevas reformas. Ahora Bruselas le entregará dinero a Grecia por una lista de promesas. ¿Las cumplirá Atenas?

Alexis Tsipras promete una ofensiva contra la evasión fiscal, la corrupción y el nepotismo. Entre otras cosas, porque espera mayores ingresos para el fisco. Ya durante su campaña electoral los estrategas de su partido de izquierda arremetieron contra los llamados "oligarcas", corresponsables del estancamiento general en Grecia.

Pero ¿por qué la izquierda va a lograr lo que no pudieron sus predecesores en el poder? El partido Syriza parece, al menos, tener la voluntad política para emprender las necesarias reformas", dice a DW Giorgos Tzogopoulos, del think tank ELIAMEP, en Atenas.

Es más, el Partido de la Izquierda tiene aún la oportunidad única de romper el círculo vicioso de reformas estancadas y austeridad, cree el politólogo: "Dado que los gobiernos anteriores no ejecutaban las reformas prometidas, tuvieron que recurrir a caóticas y dolorosas medidas de ahorro”. En otras palabras, “muchas medidas de austeridad fueron necesarias no por las exigencias de los prestamistas, sino porque las reformas acordadas no eran ejecutadas”, destaca el analista. Ahora, Tsipras tiene la oportunidad de demostrar que los acuerdos logrados con los acreedores no se limitan a estrictas medidas de austeridad.

Un programa que no se debe llamar de “ahorro”

Pero aquí es donde empiezan los problemas: el Partido de la Izquierda ni siquiera quiere admitir que ha aprobado la continuación del programa de austeridad. En su lugar, habla de una "renovación del contrato de crédito" con los acreedores de Grecia. El término “troika”, compuesta por los acreedores UE, FMI y BCE, ya no se menciona en los noticieros griegos, que ahora deben hablar de las tres "instituciones" acompañantes de los esfuerzos griegos de reforma. Los órganos mediáticos de Syriza anuncian ahora una "nueva era sin troika" y alaban la valentía de sus gobernantes que frenaron a los dogmáticos ahorradores en Bruselas y Berlín.

Si bien es comprensible que el Gobierno griego quiera venderle a los griegos el nuevo acuerdo como su victoria, eso esconde un gran riesgo: “La izquierda griega llegó al poder, gracias a la promesa de revertir toda medida de ahorro y muchos creen que así será”, advierte Tzogopoulos

¿Triple oposición al Gobierno?

El politólogo teme que “muy pronto Tsipras tendrá que enfrentarse a una triple oposición: a la oposición en su propio partido, que no comparte su giro, a los que se oponen a las reformas por defender sus propios intereses y a la oposición real que aún se está lamiendo las heridas sufridas en últimas las elecciones".