1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Grecia tiene esperanzas de alcanzar un acuerdo con la UE

Pese a la reticencia de sus socios europeos, Atenas cree que el lunes podrían producirse avances en la reunión del Eurogrupo.

Pese a que las señales enviadas desde Europa parecen ir precisamente en la dirección contraria, el gobierno griego del primer ministro Alexis Tsipras ve con optimismo la posibilidad de alcanzar un acuerdo con sus socios europeos. Para ello, trabaja a contrarreloj para preparar sus posiciones de cara a la reunión del Eurogrupo que comienza el próximo lunes 16 de febrero en Bruselas.

Según reportes de la prensa griega conocidos este sábado (14.02.2015), Tsipras se reunió con sus colaboradores más cercanos hasta altas horas de la noche para notificarles de lo ocurrido durante la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea del pasado jueves. Fuentes citadas por los medios helenos aseguran que Tsipras destacó ante sus colaboradores que hubo buen ambiente de negociación con sus socios.

Este fin de semana el primer ministro intensificará sus reuniones con su equipo, formado por el viceprimer ministro, Yanis Dragasakis, el ministro de Exteriores, Nikos Kotzias, y el de Finanzas, Yanis Varoufakis, con el fin de afinar detalles de la postura griega en el Eurogrupo. Su objetivo es mantener la propuesta de un acuerdo puente que se financie a través del aumento de la subasta de Letras del Tesoro en 8.000 millones de euros y con los 1.900 millones que el Gobierno reclama al BCE, procedentes del rendimiento de los bonos griegos.

Expectativas por las nubes

Ese optimismo griego choca con la postura del presidente de la Comisión Europea (CE), Jean Claude Juncker, quien subrayó su inquietud por la situación de Grecia y señaló que “aún queda mucho por hacer” hasta la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro. El jefe del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, por su parte, fue más frontal y dijo ser “pesimista” sobre la posibilidad de que ya el lunes se encuentre una fórmula para garantizar la financiación de Grecia.

Este escaso entusiasmo se condice con reportes de prensa que aseguran que durante la reunión del pasado jueves, la recepción a las ideas de Tsipras, que sermoneó a sus pares sobre los males de la austeridad, fue discreta. Diplomáticos citados por la agencia Reuters aseguran que hubo frialdad y falta de debate posterior, aunque todo con un manto de cortesía. Para muestra, las declaraciones de Dijsselbloem: “La gente quiere mucho. Las expectativas del gobierno (griego) están por las nubes. Pero las posibilidades, dado el estado de su economía, son muy limitadas. Así que todavía requiere un ajuste enorme, y no sé si podremos resolverlo tan pronto como el lunes”.

DZC (EFE, Reuters)