1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

"Grecia tiene el mismo peso que el resto de países de la Unión Europea"

En entrevista con Deutsche Welle, Nikos Kotzias, nuevo ministro de Exteriores de Grecia, pide a los alemanes que dejen de considerar a los griegos como vagos y morosos.

Deutsche Welle: ¿Cómo se plantea el nuevo Gobierno griego la relación con Alemania?

Nikos Kotzias: Será una relación equilibrada, honesta y creativa. Lo más importante que ha cambiado no son las relaciones entre ambos países, sino la actitud de Grecia. Quisiéramos recordar a todos los socios de la Unión Europea, y estoy seguro de que Alemania, como país europeo, aceptará estas palabras, es que Grecia es un miembro de pleno derecho que no se deja gobernar por terceros.

¿Quiere el nuevo Gobierno griego "recalcular" la deuda del país reclamando indemnizaciones, pagos de reparación y devoluciones del préstamo forzoso de la época de la ocupación alemana de Grecia?

Lo primero que queremos es que Alemania comprenda que el problema existe y que habría que ponerlo sore la mesa de negociación con expertos, juristas e historiadores para ver qué solución conjunta podemos encontrar. Esta respuesta común debiera corresponderse con la verdad histórica. Y aún hay algo más: los alemanes -y me refiero a los medios- debieran dejar de practicar lo que en mi último libro denomino "racismo económico", es decir, considerarnos como vagos y morosos que no pagan. Sus deudas son más antiguas. Si nosotros debemos pagar las nuestras, mucho más deben pagar ellos las suyas. Nuestra deuda es producto de malas decisiones políticas, la de los alemanes proviene de una guerra terrible.

¿Cuál es su posición sobre la relación de su país con Rusia y qué papel juega Grecia en la crisis con Ucrania?

La relación con Rusia tiene una larga tradición que se remonta a los tiempos de la lucha contra la opresión de sectores de la población de la parte europea del Imperio Otomano. Tenemos muchos elementos de una cultura común. Eso implica a día de hoy que cuidamos nuestra relación con Rusia no para dejar de lado a la familia europea, sino como país que tiene la posibilidad de asumir un papel mediador. Yo mismo he presentado al Gobierno de Ucrania propuestas sobre cómo podemos ayudar y terciar en las negociaciones y acuerdos entre Kiev y Moscú.

En la opinión pública europea ha surgido la sensación de que el nuevo Gobierno griego sigue una política prorrusa y obstaculiza una posición común de la Unión Europea respecto a la crisis en Ucrania. ¿De verdad quieren llevar a cabo una política diferente en ese sentido a la de los otros miembros de la Unión Europea?

Ha causado asombro que hayamos dicho que tenemos el mismo peso como miembros de la Unión Europea y que tenemos una opinión. Incluso me atrevería a decir que las tres sugerencias que hice en Bruselas [el pasado 29 de enero, durante la reunión informal de ministros de Exteriores de la Unión Europea para debatir nuevas posibles sanciones a Rusia. Nota de la redacción] fueron finalmente aceptadas: [apoyo a Ucrania, lucha contra las tendencias separatistas y evitar prácticas que conducen a la inestabilidad en la región. Nota editorial]. Los que vetaron fueron Polonia, los países bálticos y los países escandinavos. Al final, el Reino Unido quedó aislado. No entiendo que se nos acuse de separación, cuando el acuerdo se alcanzó sobre la base de nuestras propuestas.

Desde el pasado 27 de enero, Nikos Kotzias es el ministro griego de Asuntos Exteriores. Cursó estudios universitarios en Alemania, es profesor de Ciencias Políticas y fue consejero durante largo tiempo del ministerio de Exteriores griego.