Grecia: ¿el retorno de la dracma? | Economía | DW | 22.02.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Grecia: ¿el retorno de la dracma?

Sólo hay dos soluciones para la deuda de Grecia: el regreso del país a su vieja moneda, dracma, o un saneamiento radical que incluya una drástica reducción salarial, dijo el consejo asesor para asuntos económicos EEAG en

default

Octadracma. Moneda griega de la Antigüedad. La moneda griega anterior al euro (introducido en 2002) también se llamó dracma.

El EEG teme que Grecia necesite a más tardar para 2013 nuevas ayudas económicas, según señaló el grupo de economistas encabezado por el presidente del instituto Ifo, Hans-Werner Sinn, recogidas hoy por el diario "Süddeutsche Zeitung".

Symbolbild Drachme Euro

Dracma moderna griega (izq.) y euro.

Las advertencias reflejadas en el último informe de EEAG se producen de cara a la visita de hoy del primer ministro griego, Giorgos Papandreu, a Berlín. El mandatario se reunirá con la canciller Angela Merkel para abordar la situación económica de su país.

De acuerdo con el EEAG, las medidas de austeridad adoptadas por Grecia son insuficientes. Los expertos advirtieron de que la crisis en el país continúa siendo infravalorada por lo que temen que una vez expire el paquete de rescate, Grecia no esté en condiciones de refinanciar su deuda en el mercado.

La deuda griega continúa creciendo

Pese a los drásticos recortes, la deuda continúa creciendo. Pronto superará el 160 por ciento del producto interior bruto (PIB), advierte en su informe el EEAG.

De ahí las esperanzas de Atenas de una prórroga de sus plazos de amortización. Además se habla por lo bajo de una posible reestructuración de la deuda griega. El gobierno en Atenas, sin embargo, subraya continuamente que Grecia devolverá "cada céntimo" y que comenzará a más tardar en 2014 a reducir su deuda.

No obstante, de acuerdo con el grupo de expertos, los recortes no bastan, por lo que recomendaron como opción su exclusión de la eurozona.

Si la UE quiere evitar ampliar durante años su paquete de rescate, sólo hay dos soluciones de la moratoria de la deuda: el regreso del país a su vieja moneda, dracma, en lugar del euro, o un saneamiento radical que incluya una reducción salarial.

¿Necesita Portugal también ayuda?

Los principales bancos ya han perdido la esperanza de una plena amortización de la deuda griega, aseguró el EEAG. Según estimó Thomas Mirow, presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, una reestructuración de la deuda griega es imprescindible.

"Es dudoso que Grecia pueda soportar una cuota de deuda superior al 150 por ciento (del PIB) a largo plazo", dijo Mirow al diario alemán.

"Los mercados están incluyendo desde hace tiempo la reestructuración en sus valoraciones", continuó. "Para que el país pueda superar sus problemas, la cuota de endeudamiento debería reducirse a un 100 por ciento".

Por ello el coste de la emisión de deuda podría ser superior al 30 por ciento. Actualmente aumenta la preocupación de que Grecia e Irlanda y también Portugal necesiten ayuda de sus socios europeos.

"Creo que Portugal necesita ayuda para resolver sus problemas de deuda", agregó Mirow.

dpa
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda