″Grecia debe seguir siendo parte de la eurozona″ | Economía | DW | 05.10.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

"Grecia debe seguir siendo parte de la eurozona"

Merkel y Alemania son decisivos en la solución de la crisis de endeudamiento. Este es el mensaje de Jose Manuel Durao Barroso, presidente de la Comsión Europea, con quien la canciller alemana se reunió en Bruselas.

default

Angela Merkel y Jose Manuel Barroso este martes en la sede la Comisión Europea en Bruselas.

Ambas partes llegaron a un acuerdo generalizado de sus posturas frente a la crisis generada por el excesivo endeudamiento de varios países europeos, en especial Grecia. Merkel reiteró que, primero que todo, Grecia debía permanecer en la zona euro. “Sobre lo demás podemos y tenemos que hablar”, dijo la canciller este martes.

“Lo demás” son temas tan complejos como la “Recapitalización” de bancos con problemas financieros y la propuesta de reforma del Tratado de Lisboa como medio para emprender medidas para estabilizar la moneda única.

Alemania ha mostrado el camino

Griechenland Streik Ausschreitungen Athen

Violentas protestas contra plan de ahorro en Grecia.

En Bruselas, la canciller fue recibida con grandes elogios por parte de Barroso, quien, hasta ahora, ha disentido de la postura alemana frente a Grecia. “Alemania nos mostró, de diversas formas y muy temprano, el camino de cómo un país puede sanear sus finanzas. Las reformas estructurales llevadas a cabo a tiempo han dado frutos: la mayor competitividad, el más alto crecimiento y el menor desempleo son la envidia de muchos países”, apuntó Barroso.

Justamente es ésta, la fórmula alemana, la que la Comisión, presidida por Barroso, exige poner en práctica a los miembros de la eurozona, en especial a Grecia. Pero las noticias no podían ser peores. Las advertencias sobre una bancarrota de Grecia son cada vez más fuertes.

Adaptar cifras de economía griega a la realidad de hoy

Pero no todo lo que ha hecho Merkel ha sido perfecto. La canciller reconoció en Bruselas que las decisiones tomadas en la Cumbre Especial del pasado 21 de julio sobre un segundo paquete de ayudas para Grecia habían sido “demasiado optimistas”. En esa ocasión se ventiló la participación “voluntaria” de acreedores particulares. “Ahora tenemos que establecer”, dijo Merkel al respecto, “si las cifras económicas de Grecia aún se acomodan a las decisiones tomadas en julio. En caso de necesidad, habrá que adaptarlas a la realidad actual”.

Decisivo y necesario para Merkel, como para Barroso, es que “Grecia permanezca en la zona euro”. Porque el país helénico “debe tener la oportunidad de recuperarse”.

¿Y en dónde están los bancos privados?

Griechenland Streik Demonstration Thessaloniki

También en Thessaloniki hay protestas contra Atenas.

También el ministro germano de Finanzas, Wolfgang Schäuble, había propuesto en Luxemburgo en el mes de mayo una “mayor participación de los acreedores particulares, los bancos privados y las aseguradoras en las ayudas a Grecia”.

Ya algunos institutos bancarios europeos, pero también estadounidenses, estarían “bajo presión” ocasionada por la crisis de endeudamiento. “Si fuere necesario, Alemania está dispuesta a participar en la recapitalización de los bancos que entren en problemas”, aseguró Merkel para júbilo de Jose Manuel Barroso que ha expuesto en varios foros el hipotético caso.

Apoyo de Merkel a Barroso

La canciller germana apoya al presidente de la Comisión Europea en otro controvertido tema: la introducción de un impuesto a las transacciones financieras. Una propuesta que no ha sido bien recibida por Gran Bretaña que teme daños de la imagen de Londres como capital financiera.

Pero Angela Merkel no quiere fungir sólo de bombera apagando fuegos fortuitos. La propuesta de Berlín apunta a la toma de medidas fundamentales para combatir la crisis: los países miembros de la eurozona deben cumplir un estricto catálogo de manejo de sus finanzas públicas y estar dispuestos a coordinar su política económica con Bruselas.

Para llegar a ese punto Merkel aboga por una reforma de la Carta de la Unión Europea. “Los cambios que necesitamos no pueden ser tabú. Estamos aquí para que la unión monetaria funcione, para que tenga éxito. Y para ello tenemos que poder disponer.”

Puja por Europa

Symbolbild Eurozone Krise

En el pasado, Alemania misma ha votado varias veces en contra de castigar a quienes gastan más de lo que tienen. Berlín y París hablan de “coordinación y solidez económica”. Y el responsable de esas políticas económicas sería un grupo de gobiernos nacionales. Algo que Barroso cree “innecesario”, toda vez que, según él, para eso está el ente que él preside, la Comisión Europea .

No en vano Barroso le replicó, indirectamente, a Merkel: “En asuntos de la competencia de la Unión, luego sectores que ya fueron encomendados a la UE, la Comisión es el Gobierno económico de Europa”.  Por último, la recomendación de Barroso fue clara y sn lugar a falsas interpretaciones: “Tenemos que evitar acciones paralelas y descoordinadas”.

Y así, entre cordiales elogios y diferentes puntos de vista, el encuentro entre Merkel y Barroso resultó siendo otro round en la lucha por el rescate, ya no de Grecia, sino de la Unión Europea.

Autores: Christoph Hasselbach / José Ospina-Valencia

Editor: Enrique López

DW recomienda